Estado amazónico venezolano «está secuestrado» por bandas, dice precandidata presidencial

0
324

Caracas, 26 de agosto (EFE).- Delsa Solórzano, una de las precandidatas presidenciales en Venezuela, ha hecho una alarmante denuncia sobre el estado Bolívar, ubicado en la Amazonía del país y limítrofe con Brasil. Según Solórzano, esta región está siendo «secuestrada» por bandas ilegales que operan sin control, a pesar de los operativos de seguridad realizados por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Durante una visita a un municipio de Bolívar, la opositora invitó a los ciudadanos a participar en las elecciones primarias, que se celebrarán el 22 de octubre y definirán al candidato que se enfrentará al chavismo en las elecciones presidenciales de 2024. En un comunicado de prensa, Solórzano afirmó: «Bolívar es uno de los estados más peligrosos porque está bajo el control de grupos irregulares. El poder criminal es lo que prevalece aquí, pero la mayoría de la población es buena y está viviendo bajo el asedio de estos grupos minoritarios».

La política aseguró que la solución a esta situación pasa por poner fin a la llamada revolución bolivariana, que ha estado en el poder desde 1999. Según Solórzano, este camino comenzará a tomar forma después de las elecciones primarias. «Me corresponde a mí, como mujer venezolana que ha dado a luz a un niño aquí, en esta tierra, y que vive conmigo, volver a dar a luz a la libertad de Venezuela con la fuerza de Guayana», expresó.

En otro contexto, el ministro de Interior y Justicia, Remigio Ceballos, se reunió con autoridades de los organismos de seguridad ciudadana de Bolívar para coordinar acciones en defensa y protección de la población. Según informó el Gobierno a través de la red social X (antes Twitter), en la reunión se revisó el plan de atención a las lluvias y se activaron 26 nuevos cuadrantes de paz en la región. Estos cuadrantes forman parte de un plan de distribución territorial que busca reducir los índices de inseguridad involucrando a la policía y a los ciudadanos.

En resumen, la situación en el estado Bolívar es preocupante, con bandas ilegales que han tomado el control y amenazan la seguridad de la población. Delsa Solórzano propone que el fin de la revolución bolivariana sea el primer paso para solucionar este problema. Mientras tanto, el gobierno está tomando medidas para proteger a la población y reducir la inseguridad en la región.