Fallece el primer arzobispo de la Arquidiócesis de Coro, monseñor Roberto Lückert León

0
219

De acuerdo con el comunicado oficial de la Arquidiócesis de Caracas, el velorio y los actos fúnebres en honor a Monseñor Lückert León se llevarán a cabo en la Catedral de Coro, estado Falcón.

Monseñor Roberto Lückert León, quien fue el primer arzobispo de la Arquidiócesis de Coro en el estado Falcón, falleció este domingo 16 de junio.

Desde la Arquidiócesis de Caracas lamentaron la desaparición física del religioso. De acuerdo con el comunicado oficial en la red social X, el velorio y los actos fúnebres en honor a Monseñor Lückert León se llevarán a cabo en la Catedral de Coro.

Por su parte, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) informó que, monseñor Roberto Lückert León, falleció «después de recibir todas las atenciones necesarias». Además de destacar su dedicación a la Iglesia y su espíritu generoso que «marcaron un huella imborrable en todos los que le conocieron».

«Su legado permanecerá en las causas que defendió con valentía: los pobres, la democracia y la fe. Oramos por su eterno descanso y por la fortaleza de sus familiares, especialmente de sus hermanas quienes lo cuidaron hasta el final», reza el comunicado.

De acuerdo con información de la CEV, monseñor Roberto Lückert León nació en Maracaibo, estado Zulia, el 9 de diciembre de 1939 y creció en un hogar con religiones mixtas, siendo el mayor de ocho hermanos.

Su camino sacerdotal comenzó en 1966, siendo ordenado por monseñor Domingo Roa Pérez y desempeñando diversos cargos religiosos en la Arquidiócesis de Maracaibo.

Posteriormente, fue obispo de Cabimas y presidente de la Comisión de los Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal Venezolana, entre otros cargos. En 1993 fue designado obispo de la Diócesis de Coro y en 1998 se convirtió en el primer Arzobispo de Coro, nombramiento emitido por el papa Juan Pablo II.

Monseñor Lückert León recibió múltiples reconocimientos a lo largo de su carrera, destacando su nombramiento como Hijo Ilustre del Zulia en 2010. Para la Iglesia Católica venezolana, su legado será recordado por su dedicación y servicio a la fe.