Familia venezolana reclama una indemnización a la NASA por un objeto espacial que atravesó su casa

0
886

En marzo de 2024, una familia venezolana residente en Naples, Florida, experimentó un incidente inusual cuando un objeto descendió del cielo y atravesó su vivienda de dos pisos, desde el techo hasta el sótano.

Afortunadamente, no hubo heridos, pero los propietarios de la casa han decidido emprender acciones legales contra la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), ya que el objeto resultó ser un fragmento de basura espacial.

El suceso de la caída de basura espacial en el hogar de esta familia venezolana ocurrió así:

En abril, la NASA emitió una declaración explicando los detalles del incidente. Revelaron que en 2021, “los controladores terrestres usaron el brazo robótico de la Estación Espacial Internacional para liberar una plataforma de carga que contenía baterías de hidruro de níquel caducadas tras la instalación de nuevas baterías de iones de litio como parte de las mejoras de energía en la estación”.

Se anticipaba que los 2630 kilogramos de equipo descartado se incinerarían al reingresar a la atmósfera tres años más tarde, en 2024.

Sin embargo, un fragmento pequeño no se desintegró completamente y terminó impactando en la residencia de los Otero en Naples, Florida. Tras la reclamación del dueño, la NASA retiró los restos para su análisis.

Los análisis de la agencia concluyeron que los escombros eran del equipo de apoyo de vuelo de la NASA usado para montar las baterías en la plataforma de carga. “El objeto, fabricado de una aleación metálica llamada Inconel, pesa siete kilogramos, mide 25 centímetros de altura y cuatro centímetros de diámetro”, informaron.

La familia venezolana exige una compensación económica a la NASA

La familia Otero contrató a Mica Nguyen Worthy, abogada de la firma Cranfill Sumner, para presentar una demanda contra la NASA el 22 de mayo, solicitando compensación económica por los daños sufridos en su propiedad. La firma detalló que los daños incluyen perjuicios sobre los bienes no asegurados, interrupción del negocio, angustia emocional/mental, y costos de asistencia de terceros necesarios durante el proceso.

Worthy afirma que sus clientes buscan una compensación que refleje el estrés y el impacto que este evento ha tenido en sus vidas. “Están agradecidos de que nadie haya resultado herido en este incidente, pero un suceso de ‘casi accidente’ como este podría haber sido desastroso. Si los escombros hubieran caído a unos metros en otra dirección, podrían haber ocurrido lesiones graves o incluso la muerte”, manifestó.

“Si el incidente hubiera ocurrido en el extranjero y alguien en otro país hubiera resultado dañado por los mismos desechos espaciales que en el caso de los Otero, Estados Unidos habría sido absolutamente responsable de pagar esos daños según el Convenio sobre Responsabilidad Internacional por Daños Causados por el Espacio”, explicó la abogada, argumentando que buscan que la NASA aplique el mismo criterio en este caso.

En una entrevista con Ars Technica, la abogada especificó que están solicitando un total de 80 mil dólares en compensación por daños, marcando esto como la primera demanda contra la NASA por un incidente involucrando desechos espaciales. Este caso podría establecer un precedente importante en cómo la agencia maneja tales situaciones en el futuro.

Con información de El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí