Fedecámaras cree que 2022 cerrará con crecimiento de 8% en el sector privado

0
137

Carlos Fernández, presidente de Fedecámaras, destacó el empleo formal y el incremento de las remuneraciones como elementos en los cuales se debe trabajar para ampliar el efecto del crecimiento económico

Brian Contreras| TalCual

Entre un 8% y 9% se proyecta el crecimiento de la actividad económica privada para el cierre del 2022, según estimaciones compartidas por la Federación Venezolana de Cámaras de Comercio y Producción (Fedecámaras) durante su último consejo nacional del año, celebrado este martes 6 de diciembre en la sede de la organización, ubicada en El Bosque, Caracas.

De acuerdo con el presidente de Fedecámaras, Carlos Fernández, este margen denota una recuperación con respecto a la caída de los últimos años y espera que se generen las condiciones propicias para seguir creciendo una vez que se habilite nuevamente el crédito.

«Creemos que vamos a cerrar el año con una recuperación de la economía privada cercana entre 8% y 9%. Quizás la recuperación del consumo sea mayor. Y esperamos que se den todas las condiciones con la habilitación de los créditos», afirmó en declaraciones a periodistas.

El representante del gremio empresarial recordó que este crecimiento, aunque positivo, es insuficiente. Además, que tocaría techo si no se toman medidas en otros puntos clave, como en la recuperación del poder adquisitivo del venezolano y, por ende, un aumento de los ingresos de los trabajadores.

«La insuficiencia de ingresos de los trabajadores sigue siendo el principal problema económico que los empresarios buscan solucionar para elevar las condiciones de vida de los empleados, sobre todo ante la caída del gasto público», indicó.

El poder adquisitivo del trabajador es un elemento fundamental para la reactivación económica de un país, ya que a más dinero disponible, incrementa el consumo y por lo tanto la demanda de los bienes y servicios producidos por el sector empresarial.

Sin embargo, Fernández resalta que en Venezuela se presentan múltiples barreras, como las pocas fuentes de empleo formal existentes. Según datos de Fedecámaras, solo un 26% de la masa laboral venezolana tiene empleo formal.

«Solo un 25% o 26% de los trabajadores tienen un empleo formal, incluyendo tanto al sector público como al privado. Solo un 17% o 18% de la fuerza laboral venezolana tiene un puesto formal en el sector privado. Esos son temas estructurales que tenemos que revisar», aseguró.

Estas cifras contrastan con los resultados de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) de 2022, presentada en noviembre por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (IIES-UCAB), en los cuales se proyecta el empleo formal en un 50,6%.

Por otra parte, Fernández hizo énfasis en la necesidad de ampliar los espacios de participación disponibles para el empresario privado, para que recupere su protagonismo en el país y genere confianza suficiente para captar inversiones y capitales extranjeros.

En este sentido, se refirió al proceso de diálogo que desarrollan chavismo y oposición en México. El empresario considera que este tipo de iniciativas brindan confianza y apuntan hacia la reinstitucionalización del país, un factor fundamental para generar seguridad jurídica para el empresariado.

«Lo más importante es ver cómo vamos abriendo todos los espacios de la actividad económica a la participación privada, el avance de la institucionalización y en los procesos de discusión política en México. Que se vayan despejando la incertidumbre. Trae un cambio en lo que han sido las expectativas hasta ahora, medianamente positivas en el sector privado», insistió.

Para que las empresas tengan más participación en el desarrollo del país, es necesario que tengan un acercamiento directo con las instituciones venezolanas. La presencia de la vicepresidenta Delcy Rodríguez en este evento, al igual que en otros espacios de encuentro empresarial, deja en evidencia este acercamiento.