FIFA suspende provisionalmente al presidente de RFEF que besó sin consentimiento a una jugadora de fútbol

0
280

Después del controvertido incidente que tuvo lugar en la final de la Copa del Mundo Femenina en Sídney, Australia, la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) ha tomado una drástica medida contra el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales. Rubiales ha sido suspendido por 90 días debido a un beso no consentido a la jugadora Jenni Hermoso durante la final del torneo.

Según informes, el comité disciplinario de la FIFA está investigando la conducta de Rubiales en la final de la Copa del Mundo Femenina y ha decidido apartarlo de sus funciones futbolísticas mientras se llevan a cabo los procedimientos disciplinarios en su contra. Esta acción se produce después de que la federación española amenazara con tomar medidas contra Hermoso por negarse a respaldar la versión de Rubiales sobre el beso que ocurrió en la ceremonia de entrega de medallas y trofeos.

Rubiales se ha negado a dimitir de su presidencia en el fútbol español a pesar de la intensa presión del gobierno, las jugadoras de fútbol y los clubes y funcionarios de fútbol. Mientras tanto, la FIFA no ha dado a conocer un calendario para el fallo de su comité disciplinario, que tiene la autoridad para imponer sanciones que van desde advertencias y multas hasta suspensiones en el deporte.

La suspensión de Rubiales debería impedir que tenga cualquier tipo de contacto con el fútbol y otros funcionarios. Además, el juez disciplinario de la FIFA, Jorge Palacio, ha intervenido para proteger los derechos fundamentales de Hermoso y la integridad del caso disciplinario. Palacio ha ordenado a Rubiales y a la RFEF abstenerse de contactar a Hermoso y su entorno cercano.

Cabe destacar que Rubiales es vicepresidente de la UEFA y ocupa el tercer cargo electo más alto en la entidad de fútbol europea. Sin embargo, ni la UEFA ni su presidente, Aleksander Čeferin, han comentado sobre el escándalo de Rubiales hasta el momento. La FIFA ha intervenido en el caso en dos ocasiones y se espera que emita un fallo en un futuro cercano.

En resumen, la suspensión de Rubiales por parte de la FIFA es una medida drástica que busca investigar su conducta en la final de la Copa del Mundo Femenina. Se espera que el comité disciplinario emita un fallo en los próximos días y se tomen las medidas necesarias para garantizar la integridad del deporte y proteger los derechos de las personas involucradas.