Florida en peligro: Migrantes abandonan el estado ante leyes antiinmigrantes

0
2496

Trabajadores, en su mayoría inmigrantes indocumentados, están abandonando sus empleos en Florida, incluyendo granjas, obras de construcción y conductores de camiones, según informes y videos compartidos en redes sociales. Estos trabajadores expresan miedo y frustración ante las nuevas leyes antiinmigrantes aprobadas por el gobernador republicano Ron DeSantis, que aún no han entrado en vigor.

https://www.independentespanol.com/

En videos difundidos en Twitter y TikTok, se muestra el momento en que trabajadores esenciales para la economía estadounidense abandonan sus lugares de trabajo en sus vehículos y anuncian su partida del estado en busca de nuevas oportunidades.

Según los videos, muchos de los migrantes indocumentados se dedican a la construcción y remodelación de viviendas, así como a labores de jardinería. Otros, dedicados a la agricultura, han optado por no regresar a los campos debido al temor generado por la nueva ley contra la inmigración indocumentada en Florida. Esto ha llevado a la pérdida de cosechas, especialmente en el sur del estado, donde la actividad económica liderada por migrantes indocumentados es predominante.

En un video difundido en TikTok, camioneros de origen latinoamericano han propuesto boicotear la ley SB-1718, promovida por DeSantis. Algunos conductores han declarado que no llevarán sus camiones a Florida y han llamado a la comunidad latina a unirse y boicotear el estado en su conjunto como respuesta a estas injusticias.

La ley SB-1718 entrará en vigor el 1 de junio e impone el uso obligatorio del programa federal «E-verify» a empresas con 25 o más empleados, con el fin de verificar el estatus migratorio de los trabajadores. Además, el estatuto penaliza a los residentes estadounidenses que transporten a personas con estatus migratorio irregular, y revoca la validez de las licencias de conducir emitidas a personas sin estatus migratorio regularizado.

Agregando aún más preocupación, la ley permitirá la recolección de muestras de ADN a personas sin estatus migratorio regularizado por parte de agencias de aplicación de la ley, hospitales de emergencia y aquellos que acepten Medicaid. Estas medidas han generado un clima de incertidumbre y tensión entre la comunidad migrante de Florida.