Gobierno de Maduro asegura que jamás renunciará a los derechos históricos de Venezuela sobre el Esequibo

0
298

El gobierno dejó claro hoy que nunca abandonará sus derechos históricos sobre el Esequibo, un territorio de aproximadamente 160,000 kilómetros cuadrados, rico en recursos naturales, que está en disputa con Guyana.

La vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, declaró en una entrevista que no hay duda de que la Guayana Esequiba, como el gobierno chavista se refiere a este territorio, pertenece a Venezuela. Además, acusó a Guyana de continuar con una historia de despojo, argumentando que la ExxonMobil, una empresa petrolera estadounidense, tiene intereses indebidos en la zona y ejerce un control indebido sobre el gobierno guyanés.

«Jamás renunciaremos a nuestros derechos históricos sobre el Esequibo», afirmó Rodríguez en las redes sociales.

Las diferencias sobre los límites fronterizos se remontan al Laudo Arbitral de París de 1899, que otorgó la soberanía del territorio a la entonces Guyana Británica. Sin embargo, Venezuela consideró nulo este fallo décadas después y firmó el Acuerdo de Ginebra de 1966 con el Reino Unido, con el objetivo de resolver la controversia histórica a través de una comisión conjunta, aunque esto nunca se materializó.

Guyana se basa en el laudo arbitral de 1899 y busca resolver el conflicto a través de un proceso en curso en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

La tensión entre ambos países se intensificó en diciembre pasado, cuando Venezuela llevó a cabo un referéndum no vinculante en el cual aprobó la anexión del Esequibo. Esto llevó al gobierno de Nicolás Maduro a tomar medidas como la creación de una división militar en una zona cercana al territorio en disputa y la concesión de la nacionalidad venezolana a los residentes del área.

Sin embargo, la tensión se redujo después de una reunión entre Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, e Irfaan Ali, su homólogo guyanés, en diciembre. Ambos líderes se comprometieron a no amenazarse mutuamente.

En enero, los cancilleres de Venezuela y Guyana, Yván Gil y Hugh Todd, respectivamente, se reunieron en Brasilia y acordaron continuar el diálogo sobre la controversia y abordar el acuerdo de 1966 en un ambiente pacífico y sin amenazas.