Guillén denunció maltrato en su regreso a Miami

0
326

El entrenador de béisbol, Oswaldo «Ozzie» Guillén, ha denunciado en sus redes sociales que fue objeto de maltrato por parte del personal de seguridad del LoanDeport Park, la sede de los Marlins de Miami. Guillén, de 60 años, afirmó que los miembros de seguridad le gritaron a él, a su familia y a su equipo.

En una publicación en X, el entrenador expresó: «Cuando te tratan como basura. Por eso no quería venir a esta mierda. En el evento del primer día, le gritaron a mi esposa, a mi familia, a mí y a mis entrenadores». Acompañó su publicación con un video suyo en la entrada del estadio.

Según informes de medios deportivos como ESPN, el incidente ocurrió cuando Guillén ingresaba al estadio de Miami con el equipo venezolano, representado por los Tiburones de La Guaira. Según ESPN, la ira del entrenador se desencadenó después de que un miembro del personal de seguridad tocase a su esposa, Ibis Cárdenas, durante una discusión.

La relación entre los Marlins de Miami y Guillén se remonta a 2012, cuando el entrenador dirigió al club. Sin embargo, su salida abrupta ocurrió un año después, después de que el equipo tuviera su peor temporada con un récord de 69-93. Además, la relación entre ambas partes se vio perjudicada cuando Guillén declaró admirar al fallecido dictador cubano Fidel Castro, lo que afectó sus relaciones con la comunidad cubana en Miami.

Hasta el momento, ni los Marlins ni los organizadores de la Serie del Caribe se han pronunciado al respecto.