Habitantes de Guyana dicen que se defenderán de una invasión: «No quiero ser venezolano ni loco»

0
197

Habitantes de las áreas selváticas del Esequibo, que brindan su apoyo a Guyana, aseguran que están dispuestos a defenderse en caso de una invasión por parte de Venezuela.

Según un artículo de El País de España, algunos habitantes de la zona afirman rotundamente: «No quiero ser venezolano ni loco». Estas personas están decididas a proteger su país si se desencadena un conflicto.

Los guyaneses que residen en el área en disputa se encuentran en un estado de ánimo tenso desde el anuncio del Referendo Consultivo por parte del gobierno de Nicolás Maduro y las acciones tomadas por el mandatario desde entonces.

Con más del 95% de los votos a favor, Maduro afirma que esto le ha dado un mandato popular para ocupar estas tierras que han estado en disputa durante más de un siglo.

La amenaza venezolana surge después de que un consorcio liderado por ExxonMobil haya descubierto una serie de yacimientos de petróleo en aguas profundas. El presidente de Guyana, Irfaan Alí, está presionando para realizar más exploraciones de hidrocarburos en áreas que Venezuela reclama como propias.

Esta repentina riqueza ha cambiado drásticamente la situación en Guyana, un país pobre. Se espera que el PIB cierre el año con un aumento del 25%. La capital, Georgetown, se ha llenado de empleados de las grandes petroleras, lo que ha distorsionado el mercado y ha llevado a un aumento en los precios de los hoteles, los taxis y los restaurantes.

Los guyaneses sienten que les quieren arrebatar esta prosperidad. El presidente Alí ha declarado que no se dejarán engañar por las artimañas de Maduro y que defenderán su país por cualquier medio necesario. Incluso ha visitado la frontera con Venezuela vestido con ropa militar y ha izado la bandera de Guyana en un peñón, al estilo de la película «Flags of our Fathers».

Aunque parece poco probable que haya un intento de ocupación, Estados Unidos, Brasil y China han coincidido en que el statu quo de la frontera debe mantenerse, a menos que los tribunales internacionales dictaminen lo contrario.

Venezuela parece no estar dispuesta a ceder y ha promulgado una ley para convertir el Esequibo en uno de sus estados y otorgar la ciudadanía a los 125.000 habitantes de la región. Sin embargo, los habitantes de la zona rechazan esta idea, afirmando que no quieren ser venezolanos bajo ninguna circunstancia.

En resumen, los habitantes del Esequibo están determinados a defender su territorio y no quieren ser parte de Venezuela. Se enfrentan a una situación complicada debido a la disputa territorial y a los intereses petroleros en la región.