Hijos del militar retirado Alejandro González exigen su liberación

0
334

Los hijos de Alejandro González de Canales, exmilitar y expareja de la activista Rocío San Miguel, han pedido que se respeten los derechos de su padre y que sea liberado lo antes posible.

Desde su detención hace más de un mes, no se le ha permitido comunicarse con sus abogados para su defensa adecuada, según afirmaron.

«Después de 22 días sin saber absolutamente nada de él, nuestro abuelo pudo verlo durante 15 minutos y a través de un cristal. Solo se le permitirá una visita de este tipo una vez a la semana y no puede haber ningún tipo de contacto físico», expresaron.

Los hijos del preso político están extremadamente preocupados por su salud física y mental. «Seguiremos exigiendo un trato justo, donde se respeten sus derechos y se le libere lo antes posible», dijeron.

El abogado Joel García también señaló que Alejandro González se encuentra en un estado total de indefensión y denunció que no se le ha permitido designar a sus propios abogados.

«Está recluido en el Rodeo I, un lugar del que hemos conocido las peores referencias tanto por parte de los presos que han sido trasladados allí como de sus familiares», dijo García en una publicación en redes sociales.

Rocío San Miguel, por su parte, ha sido acusada por el régimen de Nicolás Maduro de estar presuntamente involucrada en un plan para atentar contra él.

El padre de Alejandro González, que tiene 83 años y tiene problemas de salud, se encuentra en una situación aún más difícil. Fue detenido el 9 de febrero en Lechería, estado Anzoátegui, acusado de participar en la supuesta conspiración.

«Él es una persona que lleva más de 13 años fuera de las Fuerzas Armadas y no tiene ninguna relación ni interés en volver a ellas, al igual que no tiene nada que ver con Rocío San Miguel. Mi padre es una persona normal, con un trabajo normal, que no tiene nada que ver con la política ni el mundo militar. Nunca estuvo interesado y nunca tuvo ninguna vinculación con ella», manifestó una de las hijas a finales de febrero.