Hispano acusado de asesinar a una estudiante en el campus de la Universidad de Georgia se declaró inocente

0
364

El hispano acusado de matar a una estudiante de enfermería en el campus de la Universidad de Georgia se declaró inocente durante su audiencia de lectura de cargos, informaron las autoridades.

El hombre identificado como José Ibarra, de 26 años, enfrenta varios cargos, incluido asesinato por malicia y secuestro, en relación con la muerte de la estudiante Laken Riley.

Riley era una estudiante de enfermería de 22 años de Augusta University que murió mientras hacía jogging en la Universidad de Georgia el pasado 22 de febrero de 2024.

Ibarra también fue acusado de ingresar ilegalmente a Estados Unidos.

Durante la lectura de cargos ante el tribunal, José Ibarra, un inmigrante irregular de Venezuela, se declaró inocente de los cargos relacionados con el asesinato de Laken Riley.

Ibarra, de 26 años, está acusado de matar en febrero pasado a la estudiante de enfermería Laken Riley, de 22, en el campus de la Universidad de Georgia (UGA).

El venezolano fue acusado el pasado 8 de mayo de 10 cargos, entre ellos asesinato con malicia, secuestro y agresión agravada con intención de violar a la víctima, según determinó un gran jurado del condado de Athens Clarke.

El cuerpo de Riley fue descubierto el pasado 22 de febrero en una zona boscosa del campus, en la localidad de Athens, en el norte de Georgia. Ibarra fue detenido un día después del asesinato en un complejo de apartamentos cercano a los senderos donde trotaba la víctima cuando fue atacada y asesinada.

De acuerdo con la acusación del gran jurado, antes de matarla a golpes con una piedra, hasta desfigurarla y asfixiarla, el sospechoso intentó violarla.

Al imputado también se le presentaron cargos de ‘mirón’ por presuntamente espiar e invadir la privacidad de otra persona en los dormitorios universitarios, en un incidente que ocurrió el mismo día del crimen de Riley.

El caso impulsó a los legisladores estatales republicanos a aprobar en menos de dos meses una nueva ley migratoria que exige a los departamentos de policía y alguaciles que verifiquen el estatus migratorio de los detenidos y que notifiquen al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) si están indocumentados.

La medida fue promulgada el pasado 1 de mayo por el gobernador Brian Kemp, que la convirtió en una de sus prioridades legislativas en la pasada sesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí