Hotel en Coro multado y cerrado por 22 días tras alojar a María Corina Machado

0
563

Durante su recorrido por el estado Falcón, donde encabezó eventos con gran concurrencia en varias localidades como Tucacas, Coro y Dabajuro, María Corina Machado se hospedó en el hotel Urumaco, situado en la capital de dicho estado, Coro. Sin embargo, poco después de que la fundadora de Vente Venezuela continuara su viaje hacia Zulia, el Seniat intervino imponiendo una multa al establecimiento.

Con Informacion de TalCual

Machado pernoctó en el hotel la noche del 1 de mayo, y al día siguiente, las autoridades tributarias llegaron para llevar a cabo una inspección sorpresa, solicitando registros y toda documentación administrativa. Donde encontraron cualquier mínima irregularidad, en lugar de ofrecer oportunidades para corregirlas, optaron por aplicar una sanción. Como resultado, el hotel fue multado.

El establecimiento tuvo que desembolsar 600 dólares al fisco nacional y suspender sus operaciones por 22 días.

Este incidente sigue un patrón de hostigamiento.

Ya se ha observado que dondequiera que vaya la líder opositora María Corina Machado, luego llegan el Sebin y otros organismos para llevar a cabo acciones similares, deteniendo o persiguiendo a personas. Sin embargo, no solo se trata de organismos policiales, sino también de entidades administrativas.

Aunque desde el Seniat puedan argumentar que se trata simplemente de trámites administrativos y que no están tomando represalias contra nadie, todos conocemos la verdad. Este no es un hecho aislado. Todavía está fresco en la memoria cuando cerraron el Hotel Paseo Las Mercedes, en Caracas, por haber alojado a diputados opositores en 2020.

María Corina Machado no puede abordar aviones en Venezuela, y ya ha denunciado que restaurantes a los que ha asistido durante sus giras también han sido multados o cerrados posteriormente por organismos estatales.

Ahora, esto ocurre con este hotel también.

Quizás el objetivo sea impedir que reciba alojamiento, dificultar sus giras, restringir su movilidad, y limitar su capacidad para organizar eventos masivos. Aunque algunos empresarios sean cautelosos y temerosos, otros están dispuestos a asumir riesgos.

El tiempo dirá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí