Identificados tres cadáveres en la morgue provenientes de Tocorón

0
244

Tres de los cinco cuerpos encontrados en la morgue de Bello Monte han sido identificados como provenientes de la cárcel de Tocorón, la cual fue intervenida la semana pasada en el operativo Gran Cacique Guaicaipuro. Según informes del diario El Periodiquito, los nombres de los fallecidos son Abraham Landaeta, de 34 años, quien cumplía una condena de tres años por robo y secuestro, y los otros dos son Edgar Rodríguez y Jesús Vásquez, ambos de 37 años.

Además de estos tres cuerpos identificados, al menos dos familias más se dirigieron a la sede del Cicpc de la avenida Urdaneta para llenar el formulario y poder retirar o identificar los cadáveres, lo que sugiere que la lista de fallecidos podría aumentar en los próximos días.

El periodista de Sucesos, Santiago Gutiérrez, también confirmó la información sobre los fallecidos y destacó que aún no se tiene conocimiento de cuándo serán entregados los cuerpos a los familiares.

El ministro de Interior y Justicia, Remigio Ceballos, afirmó que el operativo en Tocorón se llevó a cabo respetando los derechos humanos y siguiendo los protocolos internacionales. Según Ceballos, la cárcel estaba siendo controlada por una organización delictiva que maltrataba a los reclusos, llegando incluso a ejercer una especie de esclavismo. El objetivo del operativo era poner fin a esta situación y garantizar la seguridad de las personas privadas de libertad.

Por otro lado, el presidente Nicolás Maduro informó que Venezuela está coordinando una operación conjunta con los gobiernos de Colombia, Ecuador, Perú y Chile para la búsqueda, persecución y captura de los fugitivos de la cárcel de Tocorón. Esta operación se llevará a cabo de manera internacional, con el objetivo de capturar a los criminales que lograron escapar durante la intervención de la prisión.

En resumen, la identificación de tres cadáveres provenientes de la cárcel de Tocorón en la morgue de Bello Monte revela la magnitud de la intervención realizada en la prisión. Mientras tanto, las autoridades continúan trabajando para entregar los cuerpos a sus respectivas familias y se preparan para una operación conjunta con varios países para capturar a los fugitivos.