INFOBAE: Cómo la industria del narcotráfico se apoderó de parte del poder en Ecuador

0
398

De la mano de revelaciones recientes y tragedias políticas, el país andino lucha por redefinir su papel en un escenario internacional de drogas.

En las últimas décadas, América Latina ha sido testigo de la fluctuación de rutas y epicentros del narcotráfico. Con frecuencia, las naciones centroamericanas y sus vecinos del norte han ocupado el centro de atención en esta batalla. Sin embargo, una revelación sorprendente se ha dado a conocer: Ecuador, según un análisis del diario norteamericano The New York Times, está emergiendo rápidamente como un nuevo e importante punto de tránsito para la cocaína.

Según informaciones recopiladas por Genevieve Glatsky José María León Cabrera, el país andino ha visto cómo su rol geopolítico se transforma debido a una combinación de factores políticos, geográficos y económicos. Aunque Ecuador ha lidiado con problemas relacionados con el narcotráfico en el pasado, las dimensiones actuales del problema presentan desafíos sin precedentes.

El incremento en la producción de coca en los países vecinos, particularmente en Colombia, ha empujado las operaciones de tráfico hacia el territorio ecuatoriano. Los grupos delictivos buscan rutas menos vigiladas y más eficientes para transportar su mercancía hacia los mercados de Estados Unidos Europa. Y el perfil geográfico de Ecuador, con sus extensas selvas y costas, lo convierte en un lugar ideal para estas operaciones.

Megaoperación contra el narcotráfico en Ecuador en la que participó Colombia (Policía Nacional)Megaoperación contra el narcotráfico en Ecuador en la que participó Colombia (Policía Nacional)

Pero no solo la geografía es un factor determinante. Las tensiones políticas internas en el país, sumadas a los problemas económicos que han afectado a la nación en la última década, han creado un caldo de cultivo propicio para el crecimiento del crimen organizado. La disminución de la presencia estatal en áreas clave y la falta de recursos para combatir efectivamente a estos grupos han contribuido a esta situación.

El asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio no sólo conmovió al país latinoamericano, sino que resalta la intrincada relación entre el narcotráfico y la política en Ecuador. Su muerte, que conmocionó a la nación, subraya los riesgos y la violencia que el narcotráfico puede llevar a la puerta de un país. Días después de este magnicidio, fue asesinado un dirigente local de un partido político nacional en la provincia costera de Esmeraldas. Era el tercer político asesinado en el último mes.

El cambio en el panorama del narcotráfico en Ecuador no solo afecta a la seguridad interna del país. Las relaciones con naciones vecinas, ya tensas por disputas fronterizas y asuntos comerciales, se complican aún más. Los países de la región están alarmados por la posibilidad de que la cocaína que pasa por Ecuador pueda terminar en sus territorios, exacerbando aún más los problemas relacionados con las drogas.

Un motín seguido de brutales choques entre reclusos deja 15 muertos, la mayoría desmembrados, y al menos 44 heridos en una prisión del centro andino de Ecuador, sumido en la peor crisis carcelaria de su historia a causa de pugnas del narcotráfico (AFP)Un motín seguido de brutales choques entre reclusos deja 15 muertos, la mayoría desmembrados, y al menos 44 heridos en una prisión del centro andino de Ecuador, sumido en la peor crisis carcelaria de su historia a causa de pugnas del narcotráfico (AFP)

Es evidente que las consecuencias de este aumento en el tráfico de drogas tienen un alcance más amplio que el territorio ecuatoriano. La dinámica del narcotráfico en el continente está cambiando, y es crucial que las naciones afectadas trabajen juntas para abordar este desafío. Las políticas de mano dura no han sido efectivas en el pasado, por lo que es necesario que se busquen soluciones integrales y colaborativas.

No obstante, la situación actual de Ecuador también presenta oportunidades. Al enfrentar y superar este desafío, el país podría reforzar sus instituciones, mejorar la cooperación regional y, en última instancia, establecerse como un líder en la lucha contra el narcotráfico en América Latina. Sin embargo, para ello, será esencial que la comunidad internacional ofrezca su apoyo y colaboración.

Ecuador se encuentra en una encrucijada. Las decisiones que tome en los próximos años determinarán no solo su futuro en cuanto al narcotráfico, sino también su posición en el escenario internacional. Glaeldys González, investigadora del International Crisis Group, concluye que el asesinato de Villavicencio, que hizo de la lucha contra el crimen organizado un pilar de su candidatura “fue como enviar un mensaje” al resto: “Que si hablas de estos temas o tocas estos temas tan abiertamente a nivel público, esto es lo que puede pasar”.