Invasión a Ucrania: ¿hasta cuando se podrá sostener Vladimir Putin con un bloqueo económico?

@DolarToday / Feb 25, 2022 @ 9:00 pm

Invasión a Ucrania: ¿hasta cuando se podrá sostener Vladimir Putin con un bloqueo económico?

Rusia fortaleció su autonomía para sobrevivir frente a las sanciones. Cuál el es papel que puede jugar China para salvar las finanzas de Moscú

Por Juan Dillon / Infobae

Ante la invasión masiva y ya mortal de Ucrania por parte del ejército de Vladimir Putin, los Jefes de Estado y de Gobierno del bloque europeo se reunieron, este jueves en Bruselas para discutir un nuevo conjunto de sanciones contra Moscú, en un ambiente complejo y ambiguo debido a un contexto sin precedentes.

Las decisiones están en línea con las represalias anunciadas desde Washington. En uno de los discursos más esperados en los últimos tiempos, el presidente, Joe Biden, se dirigió a los estadounidenses, pocas horas después de que Vladimir Putin desplegara la invasión de Ucrania, y adelantó sanciones “significativas e inmediatas” sobre la economía rusa.

¿Cómo impactarán en las finanzas rusas? ¿Podrán ser eficaces y suficientes para detener la invasión? Estas respuestas son centrales para intentar comprender si el bloqueo dispuesto será decisivo para cambiar el curso de violenta intervención militar sobre Ucrania.

Si bien la economía rusa esta lejos de los equilibrios de los países centrales, desde las sanciones de 2014, que siguieron a la anexión de Crimea, Vladimir Putin ha desacoplado a Rusia y ha acumulado reservas de divisas. En búsqueda de una planificación, que le permita cierto grado de autonomía, el país podría resistir casi independiente durante varios meses, ya que depende financieramente menos de Occidente.

Stephane Pedrazzi, analista económico de la señal de noticias BFMTV en Francia, refuerza la idea de la capacidad de subsistencia de Moscú, incluso con la diversificación de exportaciones, de sus commodities comerciables, para no quedar presa de las contingencias por una acción militar como la encarada.

En el mismo sentido, un economista citado por el diario economico francés Les Echos, que prefirió mantenerse en el anonimato, acompaña esta idea. Para el especialista Rusia ha organizado su resistencia desde las sanciones de 2014.

“El país se ha desapalancado, tiene superávit presupuestario y de cuenta corriente, el sistema bancario ha sido ‘desdolarizado’. Después de haber teorizado una especie de soberanía integral, el régimen de Putin ha hecho de su país una fortaleza”, precisó.

El economista, que no se reconoce un admirador del hombre duro del Kremlin, no obstante aclara que Rusia “ha logrado aumentar considerablemente su resiliencia después de tomar conciencia de su vulnerabilidad frente a Occidente, hace ocho años, durante la anexión de Crimea y las sanciones que siguieron”, cita el diario francés.

En materia financiera, resume Jean-Christophe Caffet, economista jefe de Coface, “la acumulación de reservas de divisas gracias a los superávits por cuenta corriente de los últimos años y los activos del fondo soberano ruso representan casi la mitad del PBI”

Esto traza una ruta de autonomía cada vez mas sólida. “Desde las sanciones de 2014, Putin se ha organizado para que el país pueda ser independiente por un tiempo”, explica el experto, aunque planea la rebaja de la calificación de Rusia.

Además, el gobierno ha implementado una política de sustitución de importaciones para satisfacer la demanda local asegurando la competitividad de los productos rusos. Esta política estuvo acompañada de medidas para alentar a las empresas extranjeras a ubicar su producción en el territorio de la Federación Rusa. En consecuencia, en materia agroalimentaria: ya es autosuficiente para su consumo de carne y cereales.

Aquí aparece China. Ante las sanciones internacionales, Xi Jinping puede ser un gran salvavidas de una Rusia aislada. China, el principal socio comercial de los ex soviéticos, aumentará aún más sus importaciones, y no sólo de gas y petróleo desde los puertos rusos.

A principio de febrero, el regulador estatal agrícola bajo las órdenes de Putin, confirmó que el gobierno de Beijing autorizó las importaciones de trigo y cebada de todas las regiones de Rusia. Antesala del conflicto actualmente desatado, hoy es un éxito el nuevo camino para la exportación de granos que logró sellar Moscú.

La medida, anunciada como parte de los acuerdos firmados durante la visita del presidente ruso a Beijing, significa que China ya no restringirá el comercio de cereales a ciertas partes de Rusia, lo que aumenta la posibilidad de que ese pais pueda enviar grandes barcos a través del Mar Negro, una ruta clave para el comercio internacional.

Pero eso no es todo: Beijing también tiene intereses energéticos acordados. 117.000 millones de dólares es el monto del contrato firmado por Beijing con Rusia para importar cada vez más gas y petróleo. Un acuerdo que se suma al contrato del siglo: 400.000 millones de dólares, fue en 2014, apenas dos meses después de la anexión de Crimea por parte de las tropas rusas .

Por lo cual, si Putin no vende sus hidrocarburos a Occidente, China seguirá siendo un cliente, además de un aliado estratégico. Las arcas de los recursos del Kremlin no quedarían asfixiadas. No obstante, segun los analistas, China jugará con cierta ambigüedad para no quedar totalmente vinculada a las necesidades de Moscú.

Incluso la guerra, si hay compradores, puede ser un buen negocio para empatar las pérdidas. La economía rusa es altamente dependiente de los hidrocarburos. A 40 dólares el barril de petróleo, Rusia alcanza el punto de equilibrio. “Más allá de eso, es ganancia”, insiste un analista en temas energéticos.

A 70 dólares de media el año pasado, el barril de crudo permitió a Moscú generar un superávit por cuenta corriente del 7,5% del PBI durante 2021. Esto le permite estar a la cabeza de cerca de 600 mil millones de dólares en reservas de divisas, el equivalente a más de veintitrés meses de importaciones. Superando, en la actualidad, los 100 dólares, las pérdidas de volumen podrían emparejarse por precio.

Cada vez menos de Europa

Rusia, comercialmente, es el decimoquinto mayor importador del mundo. Los ingresos llegan a los 244 mil millones de dólares en 2019. Los bienes importados, según el balance importador, muestra principalmente adquisicion de equipos eléctricos y de transporte.

Y aquí tambien, si bien durante años la Unión Europea es el mayor socio comercial, la participación ha esta disminuyendo en favor de de China.

En cuanto al saldo exportable, las ventas llegaron a los $ 424 mil millones en 2019. Los productos energéticos y los metales raros como el paladio, donde Rusia representa un tercio de las exportaciones mundiales, representan casi el 70% de sus ventas al exterior.

Con estos balances, el golpe de las sanciones no tendría consecuencias inmediatas. No habrá un cierre inmediato de flujos financieros. No obstante, una economía con alta inflación, como la rusa, puede traer un factor de descontento social, mucho mas determinante que las reservas disponibles en los bancos.

Las primeras protestas en Moscú y San Petersburgo, contrarias a la violenta invasión, dan cuanta que la autonomía económica, no podrá contener la presión social si los productos básicos escasean o los precios corren mas rápidos que la velocidad de sus tanques.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*