James Cameron afirma que el Titán implosionó en el momento que perdió las comunicaciones

0
1520

El reconocido director de la película ‘Titanic’, James Cameron, quien también es copropietario de una empresa constructora de submarinos civiles, reveló que desde el principio tuvo información de que el sumergible turístico Titán había sufrido una fuerte implosión en el momento en que perdió la comunicación con su buque nodriza.

Con información de RT

Según declaraciones de Cameron a Reuters, en tan solo una hora después del incidente, recibió la confirmación de un fuerte estruendo al momento de la pérdida de comunicaciones. «Un fuerte golpe en el hidrófono. Pérdida del transpondedor. Pérdida de comunicaciones. Sabía lo que había pasado. El submarino implosionó», agregó.

El cineasta informó que el 19 de junio envió un correo electrónico a sus colegas mencionando la pérdida de «algunos amigos» y que el sumergible se encontraba «hecho pedazos» en el fondo del océano.

La Guardia Costera de Estados Unidos comunicó recientemente el hallazgo de fragmentos del sumergible turístico que coinciden con una «implosión catastrófica». Estos restos fueron descubiertos en la zona donde yacen los restos del Titanic, a una profundidad de 3.800 metros en el Atlántico, a unos 600 km de la costa de Terranova, Canadá.

Además, se reportó que un sistema secreto de detección acústica de la Marina de Estados Unidos detectó «una anomalía consistente con una implosión o explosión» en la zona donde operaba el submarino en el momento de la pérdida de comunicaciones. El submarino Titán, con cinco personas a bordo, perdió el contacto con su buque nodriza el pasado domingo, aproximadamente una hora y 45 minutos después de iniciar la inmersión.

James Cameron, quien ha realizado más de 30 inmersiones hacia los restos del Titanic para la realización de su película, expresó su escepticismo al enterarse de que la empresa operadora del Titán, OceanGate Expeditions, estaba construyendo un sumergible de aguas profundas con un casco compuesto de fibra de carbono y titanio.

«Pensé que era una horrible idea. Ojalá hubiera hablado, pero asumí que alguien era más inteligente que yo, porque nunca experimenté con esa tecnología, pero sonaba mal a simple vista», comentó el cineasta.

Aunque aún no se ha determinado la causa de la implosión del Titán, Cameron supone que pudo haber sido debido a la delaminación del casco de fibra de carbono y titanio, lo que habría permitido la entrada de agua a nivel microscópico y el progresivo deterioro del vehículo.

Expertos de la industria habían criticado a OceanGate durante años por no buscar las certificaciones correspondientes para su sumergible y operarlo como un vehículo experimental.

El estándar de la industria es utilizar materiales contiguos como acero, titanio, cerámica o acrílico para fabricar cascos a presión, los cuales son más adecuados para realizar pruebas de inmersión a grandes profundidades, explicó Cameron. Además, considera que no se debería haber utilizado un vehículo experimental para el transporte de turistas. Recordó que tanto la tragedia del Titanic como la del Titán fueron precedidas por advertencias ignoradas. «Aquí estamos de nuevo, en el mismo lugar. Ahora hay un naufragio junto a otro, por la misma maldita razón», concluyó.