Kim Jong-un prometió acelerar los esfuerzos para avanzar en las capacidades militares y la preparación para la guerra de su ejército.

0
343

Con Informacion de El Impulso

Esta inspección de Kim tuvo una duración de tres días y se realizó en un contexto de crecientes tensiones en la península coreana. Esto se debe al aumento en las pruebas de misiles por parte de Corea del Norte y a los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur, que Kim considera como ensayos de invasión.

Las relaciones entre Corea del Norte y otros países han estado en un ciclo de escalada.

Algunos expertos sugieren que la visita de Kim a las fábricas de armas podría estar relacionada con una posible cooperación militar con Rusia.

Esta cooperación podría involucrar el suministro de armamento norcoreano, como artillería y municiones, ya que el presidente ruso, Vladimir Putin, busca apoyo en el contexto de la guerra en Ucrania.

Durante su visita a una fábrica no especificada que produce sistemas de artillería de gran calibre, Kim resaltó la importancia de los preparativos de guerra y elogió los esfuerzos de la fábrica para mejorar la calidad de las carcasas, reducir los tiempos de procesamiento y aumentar la velocidad de producción. También instó a la fábrica a desarrollar y producir nuevos tipos de municiones.

En otra fábrica que produce vehículos lanzadores para misiles balísticos intercontinentales (ICBM), Kim expresó satisfacción por el progreso en el desarrollo y producción de vehículos lanzadores capaces de transportar misiles más grandes y potentes.

Kim también visitó una fábrica que produce sistemas antiaéreos y antitanque guiados por láser y elogió su capacidad para fabricar armas de alta precisión que pueden impactar objetivos enemigos a larga distancia.