LA BARBARIE SOMETIENDO AL CIVISMO: La cuarentena radical fue más risible y osada que la light

@DolarToday / Jun 28, 2020 @ 8:00 am

LA BARBARIE SOMETIENDO AL CIVISMO: La cuarentena radical fue más risible y osada que la light

Esta semana Distrito Capital, Apure, Aragua, Bolívar, Lara, Miranda, Táchira, Trujillo, Vargas y Zulia entraron en cuarentena radical, como medida para frenar la propagación del covid-19

Valentina Rodríguez Rodríguez / TalCual

No hay cuarentena radical que evite la celebración en las costas del país de las fiestas en honor a San Juan. Pero sí dio pie a revivir una de las escenas que más le gusta recrear al chavismo-madurismo: la barbarie sometiendo al civismo, la bota militar sobre los ciudadanos que reclaman sus derechos.

Esta semana cuando Distrito Capital, Apure, Aragua, Bolívar, Lara, Miranda, Táchira, Trujillo, Vargas y Zulia entraron en cuarenta radical como medida para frenar la propagación del covid-19 en estas entidades, que en las últimas semanas mostraron un ascenso significativo en el número de contagios.

Sin embargo, donde debió reinar la calma y el orden se vio un resumen de los 20 años de revolución: corrupción, abuso de poder, relajo, improvisación, contradicciones y desprecio por el trabajo, aunque Nicolás Maduro asegura que: “Entre cuarentena y producción no hay contradicción”.

En Lara, una vez más la bota pisa la Ley
El lunes 22 de junio, el estado Lara amaneció una vez más con escasez de combustible y con largas filas en las estaciones de servicio. Adicional a esto, las vías de los municipios Palavecino e Iribarren hacia Barquisimeto fueron cerradas ocasionando caos y contrariedades a los habitantes de Río Claro, Macuto, El Manzano y El Roble (Iribarren) y Santa Rosa y Avenida Ribereña (Palavecino), reseñó El Impulso.

Los usuarios del transporte público tampoco estuvieron exentos de contratiempos: por más de cuatro horas tuvieron que esperar la zona norte de Barquisimeto por el único transporte autorizado, Transbarca. Para completar la jornada, el general de División José Santiago Moreno Martínez, jefe de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) Lara, dijo que solo se abastecerá de combustible a los sectores prioritarios en la región durante la cuarentena radical.

Las restricciones de movilidad en Lara no solo ocasionaron desorden y contrariedades, también dieron pie a extorsiones y abuso de poder: el martes 23 de junio la abogada Eva Leal al negarse a pagar en una alcabala de la Guardia Nacional una multa inventada, fue golpeada y vejada por una funcionaria verde oliva.

Leal estuvo detenida por 48 horas en el Destacamento 221 y fue presentada ante el tribunal militar de Lara. Este jueves 25 de junio le dictaron libertad condicional. De la funcionaria no se ha sabido nada.

Maduro pidió tambores y Naiguatá se los dio
En Vargas y Aragua la cuarentena radical solo sirvió para impedir el tránsito a los ciudadanos que debían asistir a sus lugares de trabajo o movilizarse para conseguir alimentos. El martes 23 y el miércoles 24 de junio los devotos de San Juan Bautista en las entidades costeñas celebraron al santo, olvidándose del tapabocas y el distanciamiento social.

En Vargas, el gobernador Jorge Luis García Carneiro había dado permisos para celebrar la fiesta popular solo en la parroquia Caruao, bajo control de las autoridades policiales; sin embargo, en Naiguatá y Caraballeda hicieron caso omiso a la autoridad y salieron a bailar a San Juan. En Naiguatá el martes y el miércoles.

Escenas similares se vieron en las calles de Ocumare de la Costa (Aragua), donde luego de las restricciones de tránsito del lunes 22 y martes 23 de junio – más de 20 puntos de control y alcabalas se instalaron entre los municipios Girardot, Zamora, Ribas, Mariño, Bolívar, Sucre y Libertador–, el miércoles 24 de junio creyentes del santo que “todo lo tiene y todo lo da”, desafiaron la orden del alcalde Erlin Pacheco de celebrar a puerta cerrada. Eso sí, con tapabocas a juego con las banderas que ondeaban, reportó El Pitazo.

La acción ameritó la presencia de equipos antimotines de la policía de Aragua para evitar la aglomeración de personas.

En Bolívar protestaron los pacientes renales

Ciudad Guayana, Ciudad Bolívar y Gran Sabana arrancaron la semana con medidas extremas de movilidad (“toque de queda” en algunos municipios, como Gran Sabana, y “barreras especiales” entre localidades) y actividad comercial, incluso en los sectores prioritarios, como parte de la cuarentena radical.

Los municipios Caroní, Angostura del Orinoco (Heres) y Gran Sabana fueron confinados y la circulación de personas y vehículos estuvo permitida hasta las 12:00 del mediodía, a partir del martes 23 de junio, incluyendo el transporte público. Sin embargo, se presentaron dos protestas en Ciudad Guayana (Caroní), debido a que, sin haber hecho una notificación previa a los ciudadanos, cerraron las estaciones de servicio y paralizaron el transporte público de la entidad.

24 horas más tarde, en Ciudad Bolívar, un grupo de pacientes crónicos se concentró a las afueras de la sede de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI), para protestar por la escasez de combustible en la entidad y los problemas que esto le ha acarreado, informó Correo del Caroní.

Táchira acató la cuarentena
Al igual que en Lara, Vargas, Miranda y Bolívar, Táchira amaneció el lunes 22 de junio con los accesos a San Cristóbal cerrados, incluso para el transporte público, y con despacho de combustible solo para los sectores priorizados y con abusos de poder: cinco médicos que se dirigía de San Cristóbal a San Rafael de El Piñal, fueron detenidos por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, en una alcabala de El Cucharo, a pesar de que los galenos contaban con salvoconductos.

Como consecuencia de esta situación, el hospital de El Piñal, en el municipio Fernández Feo, no contó en la guardia nocturna, con parte de su personal, publicó La Nación.

A pesar del abuso de poder, la desinformación y los inconvenientes; en la entidad la cuarentena se sintió; en el centro de San Cristóbal, la Guardia Nacional procuró un mayor control en los comercios y expendios de comida; y los tachirenses sumaron menos horas sin servicio eléctrico, a diferencia de semana anteriores.

Zulia no respeta ninguna cuarentena
Aun cuando en Zulia, y especialmente en Maracaibo, han decretado restricción de movilidad, de despacho de combustible y de tránsito en las calles, la cuarentena en la «tierra del sol amada” sigue sin acatarse. Los casos de la covid- 19 del Mercado Las Pulga y la situación de los centros sanitarios no ha frenado la actividad en la entidad, ni el paso por las trochas.

“Maracaibo se niega a detenerse. Al contrario, sigue adelante con una movilidad clandestina que se esconde detrás de una cuarentena ligera, muchas veces ante la mirada impávida de los cuerpos de seguridad”, asegura La Verdad.

En un país plagado de economía informal y donde las fallas de los servicios públicos están a la orden del día no hay cuarentena radical, ni light, que se cumpla. El mismo Maduro lo afirma a cada rato: “Entre cuarentena y producción no hay contradicción”. El venezolano común debe salir todos los días a buscar el pan.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*