La crisis y la migración inciden en el aumento del abuso sexual infantil en Venezuela

0
381

En Venezuela se ha detectado un incremento en los casos de abuso sexual infantil, y se señala que la migración y la falta de clases en las escuelas públicas son algunas de las principales causas de este repunte. Según expertos, en algunos casos el abuso ocurre con el consentimiento del cuidador, quien se encuentra desesperado por recibir algún tipo de compensación en forma de alimentos o dinero en efectivo.

De acuerdo con datos oficiales a los que tuvo acceso la AFP, en 2022 se registraron un total de 5.519 denuncias de abuso sexual infantil, lo que representa un aumento del 29% en comparación con el año anterior. De estas denuncias, 2.311 han llevado a imputaciones y 1.013 han resultado en condenas. En la última década, se han imputado más de 17.000 casos y se han dictado más de 5.196 sentencias.

Un informe de la ONG Una Ventana a la Libertad (UVL) revela que el maltrato infantil es una de las principales causas de ingreso a prisión en el país. Según Unicef, aproximadamente 10 de los más de 30 millones de habitantes de Venezuela son niños y adolescentes.

Los expertos coinciden en que el abuso infantil es más probable cuando los jóvenes se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, como la migración. Muchos jóvenes han quedado al cuidado de abuelos, vecinos, tíos u otros familiares cercanos debido a que sus padres han emigrado en busca de mejores condiciones económicas. Esta separación deja a los niños más solos y expuestos a la violencia, lo que ha llevado a un aumento en los casos de abuso infantil.

Otra causa importante es la crisis en el sistema educativo, ya que las escuelas públicas en muchas ocasiones solo funcionan uno o dos días a la semana debido a los bajos salarios de los profesores, lo que deja a muchos jóvenes sin cuidado y supervisión.

La Red por los Derechos Humanos de los niños, niñas y adolescentes (Redhnna) también ha denunciado casos en los que los padres permiten el abuso a cambio de dinero o comida como una forma de hacer frente a la crisis económica.

El fiscal general, Tarek William Saab, destaca que el proyecto «Pedofilia es Crimen», lanzado en 2021, ha permitido que las personas pierdan el miedo a denunciar y ha logrado que se denuncien casos que antes no se conocían. Sin embargo, aún existen problemas de retardo procesal y presiones hacia las víctimas que denuncian.

Child Rights International Network, una red que apoya la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, ha denunciado que Venezuela es el segundo país de América Latina con menos medidas de prevención contra el abuso sexual infantil. Se señala que hay debilidades en el sistema y que los funcionarios no están capacitados para abordar y atender a las víctimas.

El fiscal Saab defiende su gestión y asegura que se han realizado más de 12.502 imputaciones desde que asumió el cargo en 2017, con un total de 4.295 condenas. Sin embargo, se ha denunciado una politización del tema y la falta de capacitación adecuada por parte de los funcionarios encargados de abordar estos casos.

El Nacional