La gobernadora de Massachusetts, Maura Healey, ha declarado un estado de emergencia debido a la alta afluencia de inmigrantes.

0
457

El sistema de refugios de emergencia de Massachusetts está experimentando una presión significativa, con el número de personas a punto de alcanzar los 20 mil.

Con Informacion de El Tiempo Latino

Healey ha subrayado que aunque el estado sigue comprometido con los valores de compasión, seguridad, oportunidad y respeto, la creciente demanda de servicios no muestra signos de disminución.

La gobernadora ha atribuido esta crisis migratoria al escaso acceso a viviendas asequibles y a las dificultades en la obtención de autorizaciones federales de trabajo por parte de los inmigrantes.

En un esfuerzo por abordar la situación, la gobernadora está trabajando para trasladar a los inmigrantes desde los refugios hacia viviendas permanentes y ha solicitado ayuda al gobierno federal para enfrentar la crisis.

Healey también ha pedido una «intervención y acción» que elimine las barreras y agilice las autorizaciones federales de trabajo.

La vicegobernadora de Massachusetts, Kim Driscoll, ha hecho un llamado a la colaboración por parte de pequeños negocios, líderes locales, organizaciones religiosas y residentes para brindar suministros y asistencia a los inmigrantes que llegan al estado. Driscoll ha instado a la comunidad a ofrecer su tiempo, recursos y donaciones a los refugios.

Massachusetts es el único estado en Estados Unidos con una ley de derecho a la vivienda, que garantiza a las familias sin hogar el acceso a viviendas de emergencia.

La vicegobernadora Driscoll ha destacado que la crisis actual es una cuestión de humanidad con raíces tanto nacionales como globales.

Además, se ha anunciado la creación del Fondo de Ayuda para Familias Migrantes de Massachusetts, que ya ha recibido importantes donaciones de instituciones financieras como Eastern Bank y Blue Cross Blue Shield, sumando un total de $150,000.

El representante y candidato al Senado estatal, Peter Durant, ha solicitado a la gobernadora que presente legislación para «derogar» la ley de mandato de vivienda.

Durant ha señalado que los refugios para personas sin hogar están al límite, con hoteles en todo el estado convertidos en refugios, y la crisis aumenta día tras día.

La situación se ha vuelto tan crítica que las familias inmigrantes se ven obligadas a dormir en lugares inapropiados como pisos y salas de emergencia de hospitales, el aeropuerto y las calles.

El número de familias inmigrantes alojadas en el sistema estatal de albergues de Massachusetts, que incluye hoteles y moteles, se ha duplicado en el último año, llegando a 5,527 familias albergadas hasta el 6 de agosto de 2023.