La libertad de expresión desestabiliza

@DolarToday / Apr 5, 2021 @ 9:00 am

La libertad de expresión desestabiliza

La periodista y escritora Milagros Mata Gil y el poeta y columnista Juan Manuel Núñez (Moriche) fueron detenidos por el CONAS, para sorpresa de los habitantes de la población de El Tigre, estado Anzoátegui

La Razón 

Félix B. Sucre

CNP 8526

La prensa no tiene por qué estar denunciando hechos públicos donde se encuentren los santones, los cuales son y serán intocables para periodistas, trabajadores de la prensa y articulistas que hacen cuestionamientos para malponer a esas figuras.

La revolución no tiene amigos; tiene aliados y súbditos que deben aprender a estar en silencio, aun cuando vean lo que vean. Chávez le legó al país, Venezuela entera, a una caterva de sujetos que, disfrazados de socialistas y revolucionarios, tienen derecho a violentar las normas, decretos o edictos emanados de Miraflores, de la Asamblea Nacional, del Alto Mando Militar, del Tribunal Supremo o de la Corte Celestial.

Los que crean que por pertenecer al Colegio Nacional de Periodistas o del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, tienen derecho a escribir acerca del fiscal nombrado por una Asamblea Constituyente inservible, como es el caso de Tarek William Saab o del contralor Elvis Amoroso, están bien equivocados.

Eso deben saberlo cada uno, porque de lo contrario serán detenidos y llevados a juicio para que no anden instigando odio, cuando la población y debe tener paz, compromiso asumido por el propio Nicolás Maduro, quien muy gentilmente habló de una fiesta en Lechería, donde presuntamente estaba su fiscal Tarek William Saab, el antiguo poeta defensor de los derechos humanos.

Por el camino que vamos, es posible que en algún ministerio o en una Comuna, quien quiera escribir, sea periodista colegiado, sin colegiar o clandestino»

Hoy hay una realidad que obliga a no andar por la rama, dejar la paja y entrar en puro gamelote. La periodista y escritora Milagros Mata Gil y el poeta y columnista Juan Manuel Núñez (Moriche) no tomaron en cuenta a la hora de escribir, aun cuando el artículo 57 de la Constitución Bolivariana lo permite.

Un órgano militar conocido como CONAS fue el encargado de detenerlos, lo que sorprendió a los habitantes de la población de El Tigre, estado Anzoátegui. Todo porque escribieron un artículo de opinión a través de WhatsApp, con lo que están generando odio, lo que es calificado como grave delito contra los altos dignatarios de la revolución que hundió al país.

Qué convirtieron a Venezuela en un país de menesterosos, mientras ellos, los que se dicen del Psuv, Alto Mando Militar e hijos de Chávez, padre del desastre y de la corrupción roja rojita, sin pretender recordar todo lo que hicieron contra Pdvsa, de lo que es responsable la camarilla que desgobierna, que ahora cuenta con más poder, ya que cuenta con una AN donde tienen más de 250 diputados, gracias a los acuerdos en la mesa de diálogo nacional de Casa Amarilla.

Qué Oposición tan alcahueta.

No obstante, por el camino que vamos, es posible que en algún ministerio o en una Comuna, quien quiera escribir, sea periodista colegiado, sin colegiar o clandestino o de los que se dicen, tengan que ir todas las semanas, como el que busca una fe de vida, a pedir el permiso para poder escribir.

Se jodieron los que son amantes de los halagos. Muchos políticos opositores tendrán que aprender a escribir, a hilvanar ideas para qué sepan que ellos también piensan y pueden dar a conocer sus pequeñas ideas. O, en otro caso, pajas de las que se sienten felices porque creen que son discursos.

Hoy somos un ex país, como dice el profesor Agustín Blanco Muñoz, aún en tiempo de pandemia y con cuarentena radical mientras que boliburgueses, enchufados, colaboracionistas, alacranes hacen lo que les da la gana»

En el otro extremo están los de la revolución rojita. Esos que en todos estos años lo que han hecho es lanzar odio, resentimiento contra la gente que no los acompaña con aplausos cuando están hablando de sus fechorías. El tiempo se les está agotando; ellos parecieran no saberlo. Sin embargo, no hay que olvidar que «chivo no come lloviendo”.

Es el mismo caso de la gente del CNP y el SNTP, quienes tienen un bojote de años sin buscar hacer elecciones para ver si otros pueden hacerlo mejor que ellos, es posible que si lo hagan. O, en este caso, es posible que la Comisión Electoral Nacional sea convertida en tribunal para castigar mi osadía. Nada me va a sorprender. Ellos vienen comportándose como los propios chavistas, chaveteros o madureros.

Los periodistas y trabajadores de la prensa son detenidos de manera artera por los aparatos represivos de la revolución rojita, civiles o militares, porque saben que estamos indefensos.

Todos estamos como está Venezuela. Hoy somos un ex país, como dice el profesor Agustín Blanco Muñoz, aún en tiempo de pandemia y con cuarentena radical para pendejos, mientras que boliburgueses, enchufados, colaboracionistas, alacranes hacen lo que les da la gana sin ser detenido por tal o cual decreto aplicado por consejo comunal alguno.

Soy solidario con Milagros Mata Gil y con todos los colegas que, en el ejercicio profesional, en la ciudad, pueblo o frontera, han sido detenidos cuando trabajaban. Con ellos y para ellos mi solidaridad.

algrano.fs@gmail.com

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*