La madrugada del 23 al 24 de junio tiene lugar una de las fiestas más mágicas de año: las hogueras de San Juan

0
1253

Una de las tradiciones más famosas de la Comunidad Valenciana es la celebración de la noche de San Juan, la madrugada del 23 al 24 de junio, con sus mágicas hogueras. Sin embargo, no siempre tuvo lugar ese día y, lo que muchos se preguntarán, ¿por qué se encienden hogueras? En Ahora o Nunca, el espacio de La 1 de RTVE descubrimos muchas curiosidades sobre esta tradición.

Historia del día de las hogueras

Después de la noche de Navidad, se podría considerar San Juan una de las más mágicas del año. Es un día para celebrar, pedir y disfrutar. Pero, ¿de dónde viene la tradición? Lo cierto es que el origen de esta fiesta es incierto, aunque hay varias leyendas que señalan al Sol como protagonista en los inicios de la celebración de esta festividad.

Se celebra la Noche de San Juan con el encendido de hogueras y fuego

Se celebra la Noche de San Juan con el encendido de hogueras y fuego

Algunos vinculan la tradición de San Juan con los festivales paganos o celtas que se celebraban hace miles de años durante el solsticio de verano (es decir, el 20 o el 21 de junio). Durante estas fiestas se rendía culto al Sol encendiendo hogueras para dar la bienvenida al buen tiempo y pedirle al Sol que no abandonara el cielo. También se pedía ahuyentar malos presagios y atraer la fertilidad a la Tierra. Otra leyenda cuenta que era una forma de celebrar el amor del Sol por la Tierra.

Sea como sea, lo que está claro es que, en todas las teorías, además del sol, hay otro protagonista: el fuego. Y es que por aquella época se creía que el fuego tenía poder purificador y servía para protegerse de los malos espíritus.

El milagro de San Juan

Sin embargo, el cristianismo adaptó esta celebración al nacimiento de San Juan Bautista, el profeta que bautizó a Jesucristo en el río Jordán.

Fue el 24 de junio cuando el padre de San Juan anunciaba el nacimiento de su hijo encendiendo una hoguera, ya que había sido un milagro. La madre de San Juan era muy anciana y, por tanto, estéril, pero dado sus deseos de ser madre, el ángel Gabriel le anunció a Zacarías, su marido, que serían padres. Así, San Juan se ha convertido en el único santo del que se celebra su nacimiento.

A día de hoy, esta fiesta es muy popular en Latinoamérica y Europa donde, además de celebrar, se aprovecha para ahuyentar las malas energías y atraer la buena suerte saltando las hogueras, quemando papeles y disfrutando de una noche iluminada a las olas en la orilla del mar.