La NASA advierte que la ola de calor en el hemisferio norte podría convertirse en una constante si no se toman medidas urgentes

0
242

La NASA ha emitido una preocupante advertencia sobre la ola de calor que está afectando al hemisferio norte, afirmando que este tipo de situaciones podrían mantenerse en el tiempo y convertirse en una constante si no se realiza un cambio drástico y urgente.

Con información de Infobae

El director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, Gavin Schmidt, señaló que en las últimas cuatro décadas ha habido un aumento constante de las temperaturas cada década. El pasado junio fue el junio más cálido registrado y se anticipa que julio también establecerá nuevos récords de calor.

Schmidt advirtió que para evitar que esta problemática se agrave, es esencial reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Destacó que mientras continúen estas emisiones, las temperaturas seguirán aumentando y subrayó que la responsabilidad de controlar la situación recae en las personas.

El fenómeno de El Niño, a menudo mencionado como un factor agravante para las altas temperaturas, no es suficiente para justificar la intensidad de la ola de calor actual, según la NASA. El calor generalizado se ha manifestado en todas partes, especialmente en los océanos, donde las temperaturas récord en la superficie marina, incluso fuera de los trópicos, han sido evidentes durante meses.

Las aguas del Atlántico, frente a las costas de Florida, han alcanzado temperaturas sin precedentes de 32°C. La temperatura global de la superficie del mar ha alcanzado un récord de 20,9°C, lo que representa un aumento de 0,6°C sobre la media de 1991-2020.

Las cifras récord sugieren que el año 2023 será uno de los cinco años más calurosos jamás registrados, y se prevé que 2024 sea aún más cálido, según los cálculos de los científicos.

Con la intención de abordar esta crisis climática, el director de la NASA, Bill Nelson, buscará reunirse con expertos para discutir cómo los datos e investigaciones de la agencia pueden contribuir a soluciones climáticas y a predicciones más precisas. La NASA tiene una función no solo como agencia espacial o de investigación aeronáutica, sino también como una agencia climática con 25 satélites que proporcionan información en tiempo real para entender y enfrentar los desafíos climáticos.