Las mujeres, entre ellas las latinas, son mayoría en los 40 empleos peor pagados en EEUU

1
384

Un estudio del National Women Law Center revela que las mujeres latinas y las inmigrantes están sobrerrepresentadas en trabajos mal remunerados en Estados Unidos. Aunque no son mayoría en el mercado laboral, representan el 64,1% de las personas en los 40 empleos peor pagados del país. Las latinas, que constituyen el 8% de la fuerza laboral total, representan el 15,9% de estos trabajos mal remunerados. Además, las mujeres nacidas fuera de Estados Unidos representan el 14,7% de los trabajadores con bajos salarios.

El informe del National Women’s Law Center resalta que tener un empleo no garantiza ingresos suficientes para llegar a fin de mes. Más de la mitad de las madres latinas que trabajan a tiempo completo en empleos mal remunerados viven en la pobreza. Asimismo, casi el 40% de las mujeres hispanas en Estados Unidos que trabajan jornadas completas tienen ingresos familiares por debajo del doble del nivel de pobreza.

Los empleos peor pagados incluyen cajeros, trabajadores de cuidado infantil, trabajadores minoristas, recepcionistas de hoteles y moteles, lavaplatos, trabajadores de lavandería y tintorería, conductores de autobuses escolares, asistentes de salud en el hogar y peluqueros, entre otros.

La brecha salarial también es evidente en estos trabajos mal remunerados. Las mujeres en empleos mal pagados ganan solo 83 centavos por cada dólar que ganan los hombres en la misma posición.

El National Women’s Law Center y otras organizaciones están abogando por leyes más equitativas para apoyar a estos sectores. Entre las acciones propuestas se encuentra aumentar el salario mínimo a 17 dólares la hora y garantizar salarios justos y horarios de trabajo estables.

La pandemia de COVID-19 ha impactado especialmente a los trabajadores en empleos de primera línea, como los asistentes de atención médica a domicilio, los cajeros de supermercados y los cuidadores infantiles. A pesar de ser considerados esenciales, estos trabajadores continúan sin un salario decente ni beneficios básicos.

Aunque se han implementado medidas de alivio, como fondos para aumentar los salarios en el cuidado infantil, estas ayudas son temporales y se agotarán al finalizar el año fiscal.

Es fundamental abordar estas desigualdades y garantizar salarios justos para todos los trabajadores, especialmente para las mujeres latinas y las inmigrantes que se encuentran en trabajos mal remunerados.

1 COMENTARIO

  1. A pesar de que un puñado de inmigrantes latinoamericanos a Estados Unidos son profesionales o propietarios de negocios, y muchos llegan con inglés, la gran mayoría de los inmigrantes son personas pobres de América Latina, sin formación, ni profesión, ni idioma, y obviamente, tienen que tomar «cualquier empleo» para sobrevivir. Los empleos mejores pagados exigen inglés, obviamente.
    Por eso toman los peores trabajos, los que estadounidenses e inmigrantes calificados no quieren hacer. Los peores pagados y de mayor esfuerzo físico. Viven con limitaciones (en la pobreza) y aún así, envían remesas a sus familiares.

Los comentarios están cerrados.