Las razones detrás de la jugada de Maduro sobre el Esequibo

1
238

La tensión entre Venezuela y Guyana por el territorio Esequibo ha generado preocupación en América Latina. Esta disputa territorial, rica en petróleo, ha llevado a agresiones verbales y la posibilidad de un conflicto militar. Mientras Estados Unidos, los países de la Commonwealth, el Caricom y el Reino Unido se han mostrado a favor de Guyana, Brasil ha movilizado tropas a su frontera y China apuesta por el diálogo. La cumbre del Mercosur también abogó por la paz en la región.

Aunque Venezuela ha tenido tensiones con otros países en el pasado, la posibilidad de un conflicto real nunca había escalado hasta ahora. El presidente guyanés, Irfaan Ali, ha insistido en no ceder ningún espacio y amenaza con responder militarmente cualquier violación de su soberanía. Mientras tanto, Maduro aprovecha esta situación para promover el nacionalismo y movilizar sus bases de cara a las elecciones presidenciales de 2024.

El referéndum convocado por Maduro para volver al Acuerdo de Ginebra de 1966 ha sido considerado como un ensayo para las elecciones de 2024 y una forma de apelar al nacionalismo. Aunque las acciones de Venezuela para ejercer control sobre el Esequibo son una provocación, no tendrían un efecto práctico en este momento. La creación del estado y la designación de un gobernador se realizarán en suelo venezolano y las autoridades no pasarán la frontera.

El diferendo entre Venezuela y Guyana se ha prolongado durante casi 200 años, y la zona en disputa es rica en recursos naturales. Aunque el conflicto se define en la Corte Internacional de Justicia, ninguno de los dos países reconoce su jurisdicción. La participación de Estados Unidos respaldando a Guyana podría llevar a más sanciones contra Venezuela y empeorar su crisis económica.

A pesar de los temores, una escalada militar parece poco probable debido a los problemas logísticos y de recursos que eso implicaría para Venezuela. Actualmente, el diferendo se encuentra en la CIJ, pero ambos países no reconocen su jurisdicción. La disputa ha llevado a la ruptura de relaciones diplomáticas y tensiones en el pasado.

En resumen, la disputa territorial entre Venezuela y Guyana por el Esequibo ha generado preocupación en América Latina. Mientras algunos países se han mostrado a favor de Guyana, otros apuestan por el diálogo. Maduro aprovecha esta situación con fines políticos, pero la escalada militar parece poco probable en este momento. El diferendo se encuentra en la CIJ, pero ambos países no reconocen su jurisdicción.

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.