Las tres modalidades que usó el BOD en su «trama» para captar depósitos en divisas

0
535
DCIM100MEDIADJI_0047.JPG

Afectados de los bancos en el exterior del BOD alegan en la demanda interpuesta ante el TSJ que la mayoría de las captaciones en divisas de sus clientes fueron convertidas en inversiones en bonos de deuda pública de la República o en títulos de Pdvsa. Es por ello -sostienen- que los problemas de la entidad venezolana comenzaron cuando el gobierno se vio en dificultades para honrar sus compromisos con los bonistas y cayó en default o impago.

Por Tal Cual

El caso del Grupo Financiero BOD ha tomado relevancia en las últimas semanas debido a las acciones que han llevado a cabo los abogados de los afectados, quienes buscan la devolución de sus depósitos o la justicia. Afirman que ya no es solo un tema de responsabilidad frente a los depositantes que han demandado a la entidad bancaria, sino que se extiende a otras dimensiones como la de afectación de los derechos humanos.

Recientemente, los abogados de 200 clientes del BOD que perdieron sus ahorros con la liquidación e intervención de los bancos en el extranjero, acudieron ante la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), Volker Türk, para denunciar al Estado venezolano por denegación de justicia. Consideran que hay una clara violación de derechos fundamentales como el acceso a la justicia, debido al retraso del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en admitir o rechazar la demanda interpuesta en octubre de 2022.

Varias informaciones se han dado sobre lo qué ocurrió con los depósitos de clientes venezolanos del BOD a quienes transfirieron los recursos a los bancos offshore como Banco Orinoco NV de Curazao, BOI Bank de Antigua y Barbuda, All Bank Corp de Panamá y Bancamérica de República Dominicana. Mientras que directivos del grupo financiero venezolano no han dado explicaciones a la opinión pública, sobre lo que alegan sus clientes, salvo la rueda de prensa que el presidente del BOD, Víctor Vargas Irausquin diera en el año 2019 cuando las autoridades financieras intervinieron la entidad y a sus filiales en el exterior.

Lo que se sabe hasta ahora del caso son los alegatos contenidos en la demanda ante el TSJ contra el grupo financiero venezolano por parte de sus clientes, quienes denuncian que no han podido tener acceso a sus depósitos en divisas, lo que ha generado importantes pérdidas para ellos y para sus familias.

Los abogados del caso Carlos Calderón y Roberto Hung consideran que están ante «uno de los casos judiciales más importantes en Venezuela, el de la demanda por derechos colectivos por parte de depositantes de los bancos que conforman el Grupo Financiero BPD que ven en riesgo su patrimonio».

bod

A continuación, los alegatos y los puntos más importantes que contiene la demanda que se introdujo en el TSJ contra el BOD:

-Cartera de Inversiones Venezolanas C.A. es la figura que representa y lidera el holding que constituye el Grupo Financiero BOD, conformado por entidades de seguro, del mercado de valores y bancario, además de cuatro entidades de nacionalidad extranjera: Banco del Orinoco N.V. de Curazao, BOI Bank Corporation de Antigua y Barbuda, All Bank Corp de Panamá y Banco Múltiple de las Américas (Bancamerica) de República Dominicana.

-Las operaciones de cada una de estas entidades se encuentran plenamente vinculadas entre sí, con operaciones cruzadas y recurrentes que implican el traslado de fondos entre unas y otras, aprovechando las facilidades que le permitía la condición de banca offshore y la restringida supervisión bancaria aplicada en los distintos territorios donde se encuentran domiciliadas. Disponían de un banco corresponsal internacional común (Novo Banco S.A.) de nacionalidad portuguesa, el cual facilitó operaciones de transferencias internacionales, precisamente por estar integrada en un solo grupo financiero.

Leer más aquí