Los actores en huelga temen ser remplazados por réplicas digitales

0
383

La comedia de Apple TV+ «Ted Lasso» ha encontrado una forma innovadora de llenar estadios de fútbol ingleses con multitudes animadas: el revestimiento de multitudes. Con la ayuda de la empresa Barnstorm VFX, se filmaron grupos de extras, se reorganizaron y se grabaron nuevamente para luego colocarlos digitalmente en todos los asientos. Además, se utilizó la técnica de «crowd sprites», donde los actores se filman individualmente con pantallas verdes y luego se integran en la multitud. Incluso se utilizaron dobles digitales, modelos 3D basados en los movimientos de un actor real en movimiento.

Estos avances en tecnología digital e inteligencia artificial han transformado el mundo de los efectos visuales, permitiendo reproducir, transformar y crear imágenes de forma cada vez más convincente a partir de actores reales convertidos en avatares virtuales. Sin embargo, esta nueva tecnología plantea preocupaciones para el sindicato de actores SAG-AFTRA, que teme que los estudios de Hollywood utilicen réplicas digitales de los actores sin su consentimiento y sin compensación adicional.

El sindicato está negociando garantías de consentimiento informado y compensación justa en caso de utilizar réplicas digitales o modificar actuaciones mediante inteligencia artificial. Por otro lado, la Alliance of Motion Picture and Television Producers, que negocia en nombre de los estudios, afirma que su propuesta solo permitiría a un estudio utilizar la réplica digital de un actor de fondo en la película para la cual fue contratado, y que cualquier otro uso requeriría el consentimiento y negociación del actor de fondo, con un pago mínimo.

La preocupación radica en que los actores menos conocidos no tendrían el poder de negociar la propiedad de su imagen, mientras que los actores famosos lo harían. La tecnología ya está aquí, como se ha demostrado en películas como «Rogue One: Una historia de Star Wars», donde se recreó al personaje de Grand Moff Tarkin utilizando la captura de movimiento de un actor fallecido. Aunque la tecnología ofrece muchas posibilidades, también plantea interrogantes sobre el uso y el control de los datos y las réplicas digitales de los actores.

En definitiva, esta nueva era de los efectos visuales plantea desafíos tanto para los actores como para los estudios, y se requiere un equilibrio entre el avance tecnológico y la protección de los derechos y la dignidad de los actores.