Los agricultores claman por financiamiento bancario y combustible

0
244

Según el presidente de la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y Afines (Sviaa), Saúl Elías López, los agricultores de Venezuela enfrentan varios desafíos que afectan su actividad. Entre ellos, destacan la falta de financiamiento, la escasez de combustible, la importación de productos terminados y el contrabando. Estos obstáculos dificultan la producción de alimentos en el país.

López señala que Venezuela tiene la cartera crediticia más baja de todo el continente, lo que limita el acceso de los agricultores a créditos bancarios necesarios para la adopción de tecnología. Además, estima que alrededor del 80% de las maquinarias agrícolas están obsoletas.

Otro problema importante es la escasez de combustible, ya que los agricultores necesitan grandes cantidades de diésel para sus operaciones. Por ejemplo, en el caso del cultivo de maíz, se requieren alrededor de 110 litros de diésel por hectárea.

Además, los agricultores se enfrentan a la competencia desleal de las importaciones de productos terminados, así como al contrabando, especialmente en el caso de las hortalizas provenientes de Colombia.

A pesar de estos desafíos, se ha registrado una recuperación en la producción de algunos alimentos en los últimos años. Según la Sviaa, en 2023 se produjeron 1,35 millones de toneladas de maíz, un aumento del 35% en comparación con el año anterior. Esto ha permitido satisfacer el 70% de la demanda nacional.

El gobierno también ha destacado el crecimiento sólido del sector agrícola, con un aumento del más del 5% durante cinco trimestres consecutivos.

Para impulsar la producción de alimentos, las autoridades están trabajando en la creación de una zona especial en el este del país, dedicada a la agricultura. Según el Ministerio de Agricultura, esta zona permitirá el cultivo de maíz, soja, sorgo, arroz, carne, frutos secos, caña de azúcar, cacao, café y especias, entre otros productos.