Los alumnos del sistema educativo venezolano tienen serias deficiencias en matemáticas y habilidad verbal

@DolarToday / Oct 12, 2022 @ 3:00 pm

Los alumnos del sistema educativo venezolano tienen serias deficiencias en matemáticas y habilidad verbal

Según el más reciente informe de la Escuela de Educación de la UCAB, los alumnos de educación media en Venezuela cada vez tienen menos competencias en materias fundamentales del currículo. En promedio, obtuvieron 8,95 puntos sobre 20 en matemáticas y 9,34/20 en habilidad verbal. La brecha entre instituciones privadas y públicas se sigue expandiendo

Por El Nacional

El 11 de octubre se dio a conocer el informe de resultados del Sistema de Evaluación de Conocimientos en Línea (Secel) correspondiente al año escolar 2021-2022. El estudio, elaborado por la Escuela de Educación de la UCAB, tiene como objetivo ofrecer un diagnóstico acerca del nivel de aprendizaje real de los alumnos de educación media del país en materias fundamentales del currículo, independientemente de la nota que hayan obtenido o de si fueron o no aprobados por sus docentes.

Durante la actividad estuvieron presentes el director de la Escuela de Educación, Carlos Calatrava, además de los profesores José Javier Salas, director de Proyectos Especiales de la Escuela de Educación, y Lizette Martínez Willet, directora de la Escuela de Letras, quienes fueron los encargados de presentar los resultados.

Como su nombre lo indica, los exámenes del Sistema de Evaluación de Conocimientos en Línea -elaborados por expertos con base en el programa de estudios oficial para la educación básica y media- se realizaron de forma virtual y los alumnos que los tomaron midieron sus conocimientos en áreas como habilidad verbal, matemática, biología, física, química e inglés.

Sin embargo, para el informe del Secel presentado este 11 de octubre solo se tomaron en cuenta matemática y habilidad verbal, pues fueron las áreas más solicitadas por las instituciones y las que representan la mayor muestra. Más de 10.000 alumnos tomaron las pruebas en estas dos materias.

El reporte se realizó sobre una muestra de más de 16.000 pruebas (51,59% de matemáticas y 48,31% de habilidad verbal) aplicadas a igual número de estudiantes de más de 50 instituciones de Caracas y 15 estados del país, que cursan desde cuarto grado de primaria hasta quinto año de bachillerato. 84,73% de quienes participaron estudian en instituciones privadas y 15,27% reciben clases en colegios públicos-subvencionados.

El estudio confirmó una realidad de la que vienen hablando especialistas y docentes: los alumnos del sistema educativo venezolano no tienen los conocimientos necesarios sobre matemáticas y habilidad verbal, su nivel de competencias en estas áreas se deteriora a medida que avanzan en bachillerato y la brecha de aprendizaje es mayor entre los estudiantes de colegios privados y los de colegios públicos.

Los investigadores advirtieron que, aunque la pandemia afectó el aprendizaje de los alumnos debido a las dinámicas de la educación a distancia, los hallazgos señalan debilidades más antiguas que el covid-19. «Es urgente activar a los equipos directivos para instrumentar políticas de acompañamiento de mejora que permitan al docente hacer mejor su función», apuntaron en el documento de presentación.

Aplazados en comprensión lectora y habilidades numéricas
El criterio utilizado para evaluar las competencias de los alumnos en matemáticas, de acuerdo con los investigadores, consistió en enfocarse en el «desarrollo del pensamiento lógico expresado en la resolución de problemas, el modelaje y las representaciones del entorno por encima del manejo algorítmico o mecánico».

Por su parte, la prueba para habilidad verbal estuvo «formada por tres grandes secciones: comprensión lectora, habilidades gramaticales y de ortografía y producción escrita (redacción)».

Sobre esta base, los resultados mostraron, en matemáticas, que 67,70% de los estudiantes (es decir, casi siete de cada 10) resultó reprobado. La calificación promedio obtenida por los alumnos (de sexto grado a quinto año de bachillerato) en instituciones privadas fue de 9,80 puntos sobre 20, mientras en las públicas-subvencionadas fue de 7,87/20.

«Uno de los niveles más importantes para contrastar el rendimiento académico en matemáticas es tercer año, ya que en ese curso termina el ciclo general básico y se da paso al cuarto año, cuando comienza el ciclo diversificado o profesional. En las instituciones públicas, por ejemplo, pudimos observar que en tercer año el rendimiento en matemáticas fue muy bajo, apenas 6,39 puntos sobre 20, con altísima dispersión y apenas 14% de alumnos aprobados», señaló el profesor Salas.

En habilidad verbal, la realidad fue levemente mejor, pero igual de grave: 60,98% de los alumnos reprobó, es decir, seis de cada 10 no obtuvieron los conocimientos mínimos sobre la materia. La nota global promedio entre los estudiantes de colegios privados fue de 10,48/20, mientras en los de los públicos fue de 8,20/20 puntos.

Comparando resultados con el año 2020 (cuando fue publicado el último informe del Secel), el deterioro también es evidente. Para entonces, la calificación promedio obtenida por los alumnos en matemáticas fue de 8,95/20, mientras este año la nota global bajó a 8,1/20. En habilidad verbal, la calificación cayó de 12,71 en 2020 a 9,34 puntos sobre 20.

«Estos resultados representan un rezago muy grande y una brecha que se hace cada vez mayor entre colegios públicos y privados. Es una muestra de que la condición socioeconómica cada vez atrae y arrastra hacia abajo a quien menos tiene. Quizás el que tiene algo se aleja un poco, pero al final sí termina afectado porque no tienes a quien contratar, porque quien te da clase ya fue afectado y te cuesta más mantener esa burbuja donde todo funciona. Tenemos que hacer lo imposible para que no nos alcance la desesperanza», apuntó Salas.

Cuando la crisis y la pandemia alcanzaron la educación
De acuerdo con el profesor Salas, son varios los factores que influyeron en el rendimiento académico de los estudiantes durante este año escolar, asociados a la pandemia y el contexto venezolano.

Apuntó que, en primer lugar, las instituciones académicas han adoptado un rol de cuidado, por lo que la «labor meramente educativa quedó en segundo plano». En segundo lugar, mencionó la «escasez docente -que aumenta debido a los bajos salarios y las complejas condiciones laborales a las que se enfrentan-, el poco conocimiento del área digital y la mala preparación universitaria que en ocasiones reciben». Por último, señaló que «los estudiantes carecen de autorregulación» y esto, explicó el docente, es negativo para el aprendizaje.

En cuanto a la pandemia, el investigador recordó que no todos los alumnos y profesores tenían acceso a las plataformas virtuales y, en consecuencia, recibieron clases de forma precaria. También, los procesos de socialización se vieron afectados. Y, además, al estar bajo el único cuidado de los padres y representantes, «el posible reconocimiento e identificación de alguna dificultad de aprendizaje relacionada al aspecto psicológico se vio afectado».

El futuro del país está en riesgo
«Nos estamos jugando los próximos 100 años del país», sentenció el director de la Escuela de Educación, Carlos Calatrava, al hablar sobre las implicaciones a mediano y largo plazo de estos resultados.

Para explicar el panorama, Calatrava extrapoló las cifras del Secel a un plano macro: «En Venezuela casi 11 millones de jóvenes tienen entre 6 y 18 años, y por ley están obligados a ir al colegio. De ellos solo asiste 69%, o sea, que nuestro sistema educativo está excluyendo a casi 3 millones que nunca han pisado un plantel. 7 millones sí van, pero 81% de ellos está en los peores promedios, es decir, casi 5 millones de venezolanos no están alcanzando ni siquiera la nota 09 en matemáticas y habilidad verbal, que son las bases en lo demás», puntualizó.

Más allá las fallas educativas confirmadas en el estudio, la profesora Lizette Martínez habló del camino de las soluciones para superar este dramático diagnóstico. «Creo que estos resultados ponen a trabajar en lo sustancial de una asignatura como Castellano y Literatura. Hay que entrenar a los estudiantes para que hagan una lectura realmente comprensiva y la única manera de mejorar la escritura es escribiendo. Y quizás es eso lo que hay que seguir reforzando», dijo la directora de la Escuela de Letras, quien además advirtió la importancia de tomar cartas en el asunto porque estas fallas de educación secundaria son arrastradas por los jóvenes hasta la universidad.

Por su parte, el profesor José Javier Salas, reiteró el trabajo de persistencia que se hace desde la Escuela de Educación de la UCAB para superar estos números.

Mencionó las clases de reforzamiento académico realizadas vía Youtube para los alumnos de la red de Fe y Alegría en áreas como inglés, matemática, física y habilidad verbal. También comentó el trabajo de actualización docente en competencias digitales que han venido realizando junto a la Fundación MMG.

«Hay docentes que están dando la vida, siguen creyendo en la responsabilidad y luchan por estar donde deben», finalizó.

El informe de resultados del Sistema de Evaluación de Conocimientos en Línea (Secel) correspondiente al año escolar 2021-2022, estará disponible próximamente, para su descarga, en la página web de la Escuela de Educación de la UCAB.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*