Luis Lander: «en Venezuela el voto sirve, aunque nos gobierne un sistema autoritario»

0
219

«Los partidos políticos de oposición deben trabajar para que se abran jornadas especiales del Registro Electoral (RE) y que las primarias tengan condiciones lo más parecidas a las presidenciales 2024. Hacer ahorita una campaña muy dura diciendo que las condiciones que hay para estas elecciones internas no son las adecuadas, y por lo tanto la Comisión Nacional de las Primarias tuviera que diseñar un sistema absolutamente novedoso que en nada tenga que ver con el sistema tradicional del Consejo Nacional Electoral (CNE), restará participación en estos comicios y eso se replicará en pérdidas en 2024». Así lo considera Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano (OEV).

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.

Afirma que las experiencias evidencian que «las irregularidades y triquiñuelas» que puedan ocurrir en el sistema electoral no pasan por el sistema automatizado de votación. «En las elecciones a gobernador de Barinas 2021, donde los resultados dieron ganador a Freddy Superlano, candidato opositor, fue por decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que se declaró su inhabilitación y se ordenó la repetición de las elecciones, ganando después contundentemente la oposición», recordó.

Desde el 12 de febrero se han registrado protestas para que se abran jornadas especiales del RE ¿Cómo evalúa la manera en que se comienzan a calentar las calles para exigir derechos políticos en Venezuela?

Claramente allí hay un déficit que se viene arrastrando ya desde hace varios procesos electorales, en los cuales el CNE no ha implementado mecanismos eficientes para que la gente se inscriba en el RE o actualice sus datos como el cambio de domicilio. En el pasado, el CNE ponía centros de inscripción en lugares públicos de acceso de mucha gente y era prácticamente imposible que ningún ciudadano no viera un sitio donde podía registrarse. Facilitarle la inscripción de los ciudadanos es una de las tareas del CNE.

¿Cuál debe ser el despliegue que debe tener el CNE para atender las denuncias del RE?

Varias organizaciones de la sociedad civil en materia electoral han hecho llamados públicos al CNE para que monte centros de inscripción, por lo menos uno por municipio. Es decir, 335 como mínimo en todo el país. Ahorita hay 24 que son las Oficinas Regionales del CNE. Y en los sitios más poblados como, por ejemplo, el Distrito Capital, allí se tienen que colocar más, un centro por parroquia.

¿Cree posible que también se le dé participación de inscripción en el RE a venezolanos en el exterior?

Es un tema complicado. Se dice que entre 3.5 millones y 4 millones de venezolanos en el exterior cumplen con los requisitos constitucionales para participar en las presidenciales 2024, y actualmente hay inscritos en el RE poco más de 100 mil electores. Estamos hablando de una cifra que es absolutamente minúscula con respecto al potencial real de electores fuera del país. Y eso por supuesto que es una tarea complicada porque la infraestructura que tiene Venezuela en los consulados sería absolutamente insuficiente. Venezuela tiene más de 100 oficinas consulares fuera del país que se hacen insuficientes para atender a toda la diáspora.

¿Qué se debe hacer para que los venezolanos en el exterior no queden excluidos de las presidenciales?

Venezuela debería aprender de experiencias ajenas, de países que han implementado mecanismos para inscripción y votación a distancia que permitan efectivamente que un elector logre inscribirse y luego votar sin necesidad de que la gente se traslade a la oficina del RE. Esto siempre genera suspicacia porque la gente le tiene miedo al voto a distancia y a la seguridad de este tipo de tecnología, pero nosotros nos hemos ido acostumbrando a hacer transacciones no presenciales. Es frecuente que uno haga transacciones monetarias por Internet por mecanismos con relativa confianza, aquí sería igual. México tiene un mecanismo de voto a distancia que se podría replicar, Ecuador también y Estados Unidos, donde la gente vota por correo.

¿Se debe confiar en el voto, aun teniendo un sistema autoritario de Gobierno?

Sí, porque en Venezuela ha habido procesos electorales como en el 2015, cuando se eligió una Asamblea Nacional opositora, que ese parlamento no diera los resultados que la gente esperaba eso es otro asunto. Eso no es culpa del sistema electoral, no es culpa de las elecciones. Entonces hay que rescatar campañas donde le digamos a la gente que en Venezuela el voto sirve, aunque nos gobierne un sistema autoritario. Rescatemos el voto como una herramienta para expresarnos y de resolución de conflictos por la vía pacífica.

¿Para la oposición es imprescindible que se abra el RE en el exterior?

Aquí entramos en el terreno de las especulaciones. Es decir, no hay información fehaciente que permita saber por quién van a votar los venezolanos que están fuera. Pero bueno, en el terreno de las especulaciones es posible pensar que esa mayoría de migrantes no están en el país, precisamente porque no están contentos con la situación de Venezuela ni con el Gobierno. Pero repito, eso no se sabe a ciencia cierta.

Se habla de una participación de los venezolanos en el exterior en las primarias opositoras, ¿pero para unas presidenciales esa participación es creíble?

Eso todavía es materia de debate. Algunos sectores de oposición dicen que las potenciales primarias deben ser lo más parecido a las presidenciales de 2024. Y que se debe trabajar ahorita efectivamente por aumentar el RE, por establecer condiciones, porque hacer ahorita una campaña muy dura diciendo que las condiciones que hay ahorita para las elecciones no son las adecuadas y por lo tanto la Comisión Nacional de las Primarias tuviera que diseñar un sistema absolutamente novedoso que no tuviera nada que ver con nuestro sistema electoral regido por el CNE, bueno va a crear unas condiciones que no son replicables para las elecciones del 2024.

¿Comete un error la oposición al solicitar ayuda del Poder Electoral para realizar estos comicios?

Suele ocurrir en esta cosa del proceso electoral, que hay algunas voces que tienen más volumen que otras. Eso no quiere decir que sean mayoritarias. Yo creo que ahorita se está decantando en sectores de oposición la idea de buscar algún mecanismo de entendimiento con el CNE para la realización de las elecciones. El problema es que, por ejemplo, el uso de los centros de votación para hacer las elecciones, eso de alguna manera tiene que contar con el beneplácito del CNE. No contar con el apoyo técnico del CNE significaría que las elecciones primarias costarían bastante, más de lo que costarían con el apoyo del CNE.

Hay muchos venezolanos que no confían es en las autoridades del CNE. ¿Acaso eso no provocará el desaliento de algunas personas en ir a votar en las primarias?

Por supuesto que sí, los discursos tienen consecuencia. Un discurso sostenido de apuntar hacia donde no es y desacreditar al sistema automatizado de votación y reiterar una y otra vez que, qué se yo, ahí se ha dicho que un cable pasa por debajo del Caribe y llega a Cuba, y en ese país se manipulan los resultados. Todos los mitos propagados del sistema automatizado de votación producen mella y desconfianza.

¿Qué experiencias reflejan que el sistema automatizado no puede ser manipulado?

El sistema automatizado de votación funciona bien porque da los resultados que son. Y si hay alguna alteración es el sistema automatizado de votación quien los detecta. Lo que pasó en las elecciones de Bolívar, hubo allí unos resultados que fueron manipulados, se imprimen unas actas, y esas actas fueron alteradas por otras que fueron llenadas a mano, y las que se contaron en el ente oficial fueron las llenadas a mano que alteraron ese resultado. En Barinas, por ejemplo, en las elecciones de 2021. Hubo allí un intento de retener el resultado final de esas elecciones, no fue posible porque el sistema automatizado de votación, repito imprime unas actas con los resultados verídicos, y con esos resultados verídicos daba un ganador en esas elecciones. Entonces, después de más de una semana se tenía en vilo a la gente sobre cuáles iban a ser los resultados de gobernador del estado Barinas. Se terminó dando una decisión del TSJ, en la cual se dijo que el candidato ganador que reconocía el CNE estaba inhabilitado y por lo tanto no podía haberse proclamado y obligaba a hacer una nueva elección. Efectivamente se hizo y en esa votación de oposición obtuvo una mayoría más contundente que la que haya obtenido el candidato oficialista en la elección de noviembre.

«El país requiere de acuerdos políticos»

Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano, considera que para vencer los fraudes electorales y la intervención de poderes, como el del Tribunal Supremo de Justicia, oposición y Gobierno requieren alcanzar acuerdos políticos en las negociaciones en México.

«Esta cosa que se habla del diálogo en México, que es un gran paraguas porque allí está como objetivo un diálogo que conduzca a un gran acuerdo nacional, pero en distintos aspectos. Por ejemplo, el Consejo Nacional Electoral está ahorita en una situación de precariedad. La rectora, Tania D’Amelio, fue designada magistrada en la Sala Constitucional del TSJ y su puesto quedó vacante, y eso ya hace varios meses que eso es así y el CNE ni el TSJ ni la Asamblea NAcional 2020, nadie ha terminado por hacer lo que se conoce como procedimiento de trámite, porque la rectora Tania D’Amelio tenía sus suplentes al momento de dejar el CNE, no se entiende por qué los suplentes no han asumido ese cargo», exclamó el experto electoral.

También comentó que el oficialismo ha hablado de cambiar el actual CNE, pero eso también debe ser producto de una negociación para que sea un Poder Electoral plural, sin controles ideológicos.