Lula da Silva aboga por una economía mundial libre y sin una nueva guerra fría entre China y Estados Unidos

0
579

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, expresó este lunes (22.05.2023) desde Hiroshima su esperanza de que no surja una nueva guerra fría entre China y Estados Unidos, y abogó por una economía mundial «libre». Lula hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa en la que hizo balance de su participación en la cumbre del G7, donde fue el único invitado latinoamericano.

Con información de DW

Durante su intervención, Lula defendió la creación de monedas alternativas al dólar para las transacciones comerciales. Señaló que espera que no haya una nueva guerra fría entre China y Estados Unidos, ya que no desea que el mundo quede sometido a la disputa entre estas dos potencias. En su lugar, aboga por una economía global libre en el ámbito comercial.

El presidente brasileño ha criticado en múltiples ocasiones el uso del dólar en el mercado mundial y recordó que se está discutiendo la idea de crear una moneda propia en el marco del BRICS, que reúne a Brasil, China, India, Rusia y Sudáfrica, para facilitar el comercio entre los países miembros.

Lula resaltó la importancia de no depender del dólar en las transacciones comerciales internacionales y expresó su deseo de que se creen varias monedas entre los países con un alto volumen de comercio, similar al euro. Afirmó que esto es posible, solo faltan las condiciones políticas y económicas para llevarlo a cabo.

Cuando se le preguntó sobre la posición de los países del G7 que anunciaron la intención de reducir las dependencias económicas de China, Lula afirmó que Brasil seguirá fomentando las relaciones comerciales con China, que es su principal socio comercial. Además, destacó que su país busca mantener relaciones comerciales con otras naciones del mundo sin que ello afecte su asociación con China.

En resumen, Lula da Silva aboga por una economía mundial libre y sin una nueva guerra fría entre China y Estados Unidos. Defiende la creación de monedas alternativas al dólar y busca fortalecer las relaciones comerciales con China, su principal socio, así como con otros países