Lula enviará a asesor especial a reunión entre Venezuela y Guyana sobre Esequibo

0
169

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ha tomado la decisión de enviar a su asesor principal en asuntos internacionales a la reunión de mandatarios de Venezuela y Guyana programada para el próximo jueves. El objetivo de esta reunión es abordar las tensiones surgidas a raíz de la disputa territorial del Esequibo.

La invitación para que el presidente Lula asistiera a esta reunión fue realizada por el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, donde se llevará a cabo el encuentro. Esta invitación fue hecha a solicitud del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, y el líder de Guyana, Irfaan Ali. Sin embargo, en lugar de asistir personalmente, el presidente Lula ha decidido enviar a Celso Amorim, excanciller y asesor especial de la presidencia de Brasil, para unirse a la reunión entre Maduro y Ali.

La secretaría de comunicación del Palacio presidencial del Planalto confirmó esta decisión y mencionó que no se brindarán más detalles sobre el viaje de Amorim ni se explicará por qué el presidente Lula no asistirá personalmente.

Esta reunión ha sido impulsada por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) y busca encontrar una solución a la disputa territorial que existe entre Venezuela y Guyana por el Esequibo. Esta región, rica en petróleo, ha sido administrada por Guyana durante más de un siglo, pero las tensiones han aumentado desde que el gobierno de Maduro celebró un controvertido referendo en el que el 95% de los votantes apoyó la declaración de la región como una provincia más de Venezuela y otorgar la nacionalidad venezolana a sus habitantes, según los resultados oficiales.

Ante esta situación, varios países de América del Sur, así como Rusia, Reino Unido y Estados Unidos, han llamado a una distensión y a una solución pacífica. El sábado, el presidente Lula instó a Maduro a evitar tomar medidas unilaterales que intensifiquen el conflicto y transmitió la creciente preocupación de los países sudamericanos por la situación.

En respuesta a esta disputa, Brasil anunció la semana pasada un refuerzo de su presencia militar en el estado de Roraima, que comparte frontera con los países en conflicto. Esta medida busca garantizar la seguridad en la región y prevenir posibles escaladas de violencia.