Madre del preso político Juan Carlos Monasterios cumplió nueve días detenida: familiares desconocen su paradero

0
309

Yosida Vanegas, la madre de Juan Carlos Monasterios, un sargento mayor del Ejército en retiro y preso político, lleva nueve días detenida y sus familiares desconocen su paradero. La abogada Bárbara Uzcátegui Sanz denunció esta situación el jueves pasado.

Vanegas fue detenida por presuntos oficiales de la Dirección General de Contrainteligencia Militar el 15 de agosto en una alcabala en La Pedrera, una localidad fronteriza en el estado de Táchira. Al parecer, la detención se realizó sin motivo alguno y sin una orden oficial. Se cree que fue trasladada a la sede de la Dgcim en Boleíta, Caracas, pero hasta ahora no se ha obtenido información oficial sobre su situación.

«Hoy se cumplen nueve días desde que a la madre del preso político, sargento mayor primero Juan Carlos Monasterios, la señora Yosida Vanegas de 67 años, la detuvieron funcionarios de Maduro en el estado Táchira», declaró Uzcátegui.

El hijo de Vanegas, Juan Carlos Monasterios, ha sido acusado de participar en el ataque al Fuerte Paramacay en 2017 y de liderar el supuesto ataque con drones contra Nicolás Maduro en 2018.

Giovanna Monasterios, hija de Yosida y hermana del sargento, denunció que su madre padece de artrosis, hipertensión y problemas intestinales. Aseguró que la última vez que se comunicó con ella fue el día de su detención. Según Giovanna, le quitaron el teléfono al momento de ser detenida, sin ninguna orden ni explicación. A las 10:46 de la noche, su madre le escribió diciendo que la tenían detenida en la alcabala sin ningún motivo, simplemente por ser madre de Juan Carlos Monasterios, y que posteriormente la trasladarían a la Dgcim de Caracas.

La hija expresó su preocupación por la vida y la salud de su madre, ya que sufre mareos continuos y necesita estar al día con sus medicamentos. Además, denunció que las autoridades de la Dgcim no han informado sobre el paradero de su madre ni le han permitido hacer llamadas para dar señales de vida.

Giovanna ha reportado las detenciones de su madre y su hermano ante la Corte Penal Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Además, hizo un llamado a la liberación inmediata de su madre y responsabilizó a Nicolás Maduro, Iván Hernández Dala, Vladimir Padrino y Granko Arteaga por cualquier daño que pueda sufrir.

La situación de Yosida Vanegas y Juan Carlos Monasterios es una muestra más de la violación de los derechos humanos en Venezuela y la necesidad de que se tomen medidas para proteger a los presos políticos y sus familias.