Maduro quiere poner el candidato

0
141

Quedan solo 24 horas para el cierre de las postulaciones presidenciales en Venezuela. Esta decisión es crucial para el éxito de las fuerzas democráticas en las próximas elecciones, que se han convocado para el 28 de julio, a pesar de no ser consideradas justas ni libres. El régimen ha utilizado tácticas desleales para inhabilitar a candidatos como María Corina Machado y ahora también está impidiendo la inscripción de Corina Yoris.

Aunque el proceso de postulaciones ha aceptado sin problemas las candidaturas afines al régimen, ha retrasado deliberadamente la inscripción de Corina Yoris, presentada por María Corina Machado. Esto deja en evidencia las intenciones claras del régimen de Nicolás Maduro, que busca inhabilitar a cualquier persona que cuente con el respaldo de Machado, quien fue elegida como líder nacional en las primarias de la oposición en octubre pasado.

El régimen busca reemplazar a Yoris, reconocida académica y miembro recientemente electo de la Academia de la Lengua, por alguien que parezca opositor pero que en realidad no represente una amenaza para la permanencia de Maduro en el poder. Este intento de divisiones y maniobras para debilitar a la oposición es una clara muestra de que el régimen se siente derrotado por la vía electoral.

En las últimas horas, se han llevado a cabo intensas reuniones entre las fuerzas políticas democráticas, aunque con la notoria ausencia de partidos como Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática. Apenas 48 horas después de la postulación de Yoris, se ha puesto en marcha una estrategia para desconocer su candidatura, a pesar de que inicialmente contó con el respaldo de la Plataforma Unitaria y de toda la dirigencia adversa a Maduro.

Es evidente que el régimen está tratando de dividir a la oposición y favorecer la candidatura de un supuesto opositor que, al final del día, solo beneficia al régimen. Sin embargo, según se ha filtrado de las reuniones, esta «candidatura potable» no contaría con el respaldo explícito de María Corina Machado.

Ante esta situación, la respuesta debe ser clara: Corina Yoris es la única candidata opositora que representa el mandato de la elección del 22 de octubre. Las fuerzas democráticas que buscan un cambio político no pueden aceptar la anulación de su candidatura, ya que esto significaría una traición a la aspiración mayoritaria del pueblo venezolano, que anhela salir de la miseria y el abandono.

Es necesario defender el mandato del 22 de octubre, que es el inicio de la transición democrática en Venezuela. Este objetivo solo se logrará con una victoria en las elecciones del 28 de julio, a pesar de las tácticas desleales y ventajistas del régimen. La comunidad democrática mundial debe tomar nota una vez más de cómo la dictadura de Maduro cierra todas las puertas a la elección y al reencuentro de los venezolanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí