Maduro rechaza derribo de globo chino en EEUU pero calla sobre el que sobrevoló Maracaibo

0
242

El gobierno chino ya reconoció que la nave era de su propiedad, pero señaló que era de uso civil para investigación climática. Supuestamente se había desviado de su ruta debido al mal tiempo, pero EE.UU mantiene su posición de que el artefacto era usado para espionaje

María de los Ángeles Graterol| TalCual

El gobierno de Nicolás Maduro rechazó que Estados Unidos derribase el globo chino que voló sobre su territorio, debido a que la aernnove no representaba una amenaza militar o física para las personas en tierra», tal y como lo aseguró en un principio el Pentágono al dectectar el objeto «espía».

En un comunicado, la Cancillería venezolana afirmó que el aparato presentó una falla técnica y agregó que «una vez más EE.UU recurre al uso de la fuerza, en lugar de tratar esta situación con la seriedad y responsabilidad que el caso amerita». Pero si se habla de tratar con «seriedad» cosas como esta, también debe apuntarse que la administración chavista ni siquiera se pronunció respecto al avistamiento de otro globo, también de origen chino, en el espacio aéreo venezolano, específicamente en Maracaibo.

Algunos habitantes de esa ciudad zuliana incluso compartieron sus fotografías en redes sociales.

Según información compartida por el mismo Pentágono, el visto en nuestro país se trataría de un segundo artefacto espía que recorrió América Latina y que también tuvo avistamientos reportados en Costa Rica. Sin embargo, hasta el momento, China no se ha referido públicamente sobre esta segunda nave.

«Consideramos que se trata de otro globo de vigilancia chino», reseñaba una comunicación dirigida a los medios por el general estadounidense Patrick Ryder, del departamento de Defensa de Estados Unidos.

Apenas el viernes 3 de febrero el gobierno chino reconoció que el primer aparato volador era de su propiedad, pero señaló que era de uso civil para investigación climática. Supuestamente se había desviado de su ruta debido al mal tiempo, aunque tampoco precisó cuál era inicialmente su destino.

«La República Bolivariana de Venezuela, comprometida con los valores de la Carta de las Naciones Unidas, y la Diplomacia de Paz, ratifica estricto apego al diálogo para la resolución pacífica de los conflictos y la sana convivencia entre las naciones y los pueblos», reza la comunicación oficial venezolana.

Al mismo tiempo, el canciller venezolano Yván Gil señaló en Twitter que «toda controversia debe ser resuelta de manera responsable y apegada al Derecho Internacional».

Este sábado 4 de febrero el presidente Joe Bide dio la orden de derribar el globo, calificado por las fuerzas militares de su país como un objeto de espionaje. Según funcionarios estadounidenses, el primero sobrevoló Alaska y Canadá antes de aparecer en el estado de Montana, en EE.UU, que es sede de muchos sitios de misiles nucleares.