Mañana votamos 

0
219

Hoy es el día. Ha sido una batalla interminable, tanto para superar obstáculos como para concretar las elecciones primarias de este domingo. Se han utilizado amenazas para intentar paralizarlas, desde apelaciones al TSJ y al CNE hasta el uso excesivo de los medios de comunicación controlados por el régimen. Incluso se ha destacado un programa de televisión agresivo que aseguraba que las primarias no se llevarían a cabo. Pero aquí estamos, porque hoy es el día. Este domingo 22, los opositores saldremos a demostrar nuestro deseo cívico de cambiar nuestro país.

Es importante agradecer a todos aquellos que han hecho posible este evento tan significativo en nuestro camino hacia la transición y la libertad. A los partidos políticos que se han unido en la Plataforma Unitaria para generar esta respuesta ante la indiferencia y la desesperanza. A la valiente dirección de la Plataforma y a la Comisión Nacional de Primarias. También a todos los ciudadanos, sean o no partidarios, que han contribuido incansablemente con su trabajo diario para que, a pesar de todas las adversidades, estemos a punto de concretar la elección de un candidato unitario para enfrentar al régimen el próximo año.

Aún queda pendiente un tema complicado: las inhabilitaciones y las restricciones impuestas de manera inconstitucional. Aunque dos de los candidatos inhabilitados se retiraron de manera responsable, este tema no ha sido resuelto. Aparentemente, durante las negociaciones con Estados Unidos y ciertos miembros de la oposición venezolana, se planteó una solución, pero según representantes del régimen, no se ha llegado a ninguna conclusión. Si el candidato inhabilitado resulta ganador, no se ha propuesto una solución concreta para superar este obstáculo.

Algunos representantes de partidos menores han sugerido irresponsablemente volver a las calles y convocar a acciones armadas fantásticas, mientras que otros hablan de designar a dedo a un posible sucesor. Todo esto es absolutamente inaceptable. Nuestro objetivo es elegir a una persona que pueda enfrentar al régimen en elecciones. Si esto no es posible debido a los impedimentos del régimen, la única opción sería realizar una nueva elección en la que la ciudadanía decida. Sin embargo, creo que hay una forma más rápida de lograr nuestro objetivo, y también tiene nombre de mujer.

En fin, estamos listos para votar este domingo en las elecciones primarias y definir al candidato opositor que nos guiará hacia la transición y la libertad. Porque según todas las encuestas, tanto creíbles como increíbles, las de la calle y las de las casas, el candidato opositor ganará las elecciones nacionales del próximo año. Aunque se levanten las sanciones y esto tenga importantes efectos económicos y discursivos favorables al régimen, la gente está cansada de sufrir bajo esta tiranía cruel. Venezuela quiere y necesita democracia. Así que, después de lanzar nuestros votos mañana, decidiremos quién será nuestro candidato. Y a partir de mañana, el panorama político venezolano será diferente. Estaremos llenos de esperanza y de ideas para concretar la salida del régimen y marcar el rumbo hacia un crecimiento económico, la paz y la felicidad social.