Marco Rubio se lanza como candidato republicano a la Casa Blanca

0
339

El senador estadounidense, de 51 años, es hijo de cubanos emigrados a Estados Unidos en 1956. En 2022, logró renovar por tercera vez su mandato en el Congreso en representación de Florida

Infobae

El congresista Marco Rubio anunció este jueves su precandidatura por el Partido Republicano para las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Los comicios se celebrarán en noviembre de 2024.

“Mis padres perdieron su país. No voy a dejar que perdamos el nuestro. Si crees en el sueño americano, te pido amablemente tu donación para restaurarlo”, informó este jueve su comando de campaña.

Rubio, de 51 años, es hijo de unos humildes cubanos emigrados a Estados Unidos en 1956. En 2022, logró renovar por tercera vez su mandato en el Senado en representación de Florida.

Nacido en Miami, Rubio vio como su carrera política daba un salto en 2010, cuando obtuvo una victoria inesperada ante el entonces el gobernador Charlie Crist.

En 2015, Rubio también fue precandidato a las elecciones presidenciales enfrentándose en las primarias de su partido a Ted Cruz, Rand Paul, Jeb Bush, Donald Trump, Cruz, Paul y Ben Carson. Trump finalmente ganó la interna republicana y venció a Hillary Clinton en su carrera en 2016 a la Casa Blanca.

Ahora, cuando vuelve anunciar su precandidatura, Rubio destaca el periplo de sus padres cuando escaparon de la dictadura de Fidel Castro en Cuba y llegaron a Estados Unidos.

“Después de que mis padres vieran lo que le habían hecho a su tierra natal, decidieron ponerse manos a la obra para lograr el Sueño Americano”, señala su comando de campaña.

“Nunca dejaré de luchar por el Sueño Americano porque para mí es personal. Sin embargo, el Sueño Americano que permitió que el hijo de un cantinero y una criada se convirtiera en senador de Estados Unidos está cada vez más fuera de nuestro alcance y necesito ayuda para asegurarme de que podamos restaurarlo”, agrega.

Rubio critica la agenda demócrata, ya que, según señala, quieren aumentar los impuestos y abrir la frontera.

“La elección no es entre republicanos o demócratas. La elección no es entre izquierda o derecha. La elección es entre valores de sentido común y locura radical”, finaliza.