Marruecos eleva a casi 2.500 los muertos por el seísmo

0
282

El número de víctimas por el terremoto que azotó el pasado viernes Marruecos asciende, según el cómputo llevado a cabo hasta las 15 horas, a 2.681 muertos y 2.501 heridos, tal y como ha dado a conocer esta misma tarde el ministerio del Interior de Marruecos.

Las consecuencias del terremoto dejaron muertos en una decena de provincias, pero las más afectadas son Al Haouz, -al sur de Marrakech y cercana al epicentro-, con 1.591 fallecidos, seguida de Taroudant (809 víctimas mortales).

Un boletín de alerta sísmica difundido por el Instituto Nacional de Geofísica marroquí explica que el terremoto, de magnitud 7, sacudió la región septentrional marroquí de Marrakech y se produjo a las 23.11 hora local del viernes (22.11 GMT) a 8 kilómetros de profundidad. Tuvo su epicentro en la localidad de Ighil, situada unos 80 kilómetros al suroeste de la ciudad de Marrakech.

En las principales zonas afectadas siguen este lunes las operaciones de rescate, a las que se sumaron los primeros equipos de rescate españoles este mismo domingo. En un comunicado, el Ministerio de Interior indicó que las autoridades del país podrían recurrir a más ayuda internacional conforme avancen los labores de rescate. Hasta ahora aceptó la ayuda de cuatro países: España, Catar, el Reino Unido y Emiratos Árabes.

La misma fuente señala que las autoridades marroquíes realizaron «una evaluación precisa» de las necesidades sobre el terreno, y precisa que «la falta de coordinación» en la gestión de ayuda podría tener unos resultados contraproducentes.

«Con el avance de las operaciones de intervención que evolucione la evaluación de las posibles necesidades, eso llevaría a recurrir a las ofertas de apoyo propuestas por otros países amigos de acuerdo con las necesidades de cada etapa», asegura el ministerio.

El equipo de búsqueda y rescate urbano, compuesto por 56 militares y cuatro perros, se trasladó desde Marrakech hasta Tala N’Yaaqoub, una zona situada a 25 kilómetros del epicentro del sismo, y se convirtió en el primero certificado en llegar a la zona de emergencia.

También grupos de bomberos españoles llegaron este domingo a Marrakech para colaborar con las autoridades marroquíes en las labores de rescate.

Mientras avanzan las operaciones de rescate, varios aldeanos denunciaron que 17 aldeas montañosas de la comarca de Imgdal, unos 77 kilómetros al sur de Marrakech y a unos 50 kilómetros del epicentro del terremoto, siguen aisladas sin ayuda básica.