Más de 100 personas han muerto por las inundaciones en el sur de Brasil

0
498

Las devastadoras inundaciones en el sur de Brasil han dejado un saldo de más de cien muertos, convirtiéndose en una de las mayores catástrofes climáticas que ha enfrentado la nación, revelan los informes más recientes de la Defensa Civil emitidos el miércoles.

El estado de Rio Grande do Sul, que limita con Uruguay y Argentina, ha sido el más afectado, con un reporte de 100 víctimas mortales, incrementando en cinco el total desde la noche anterior. Además, se reportan 128 personas desaparecidas y 372 heridos, conforme a los datos oficiales.

El estado adyacente de Santa Catarina ha confirmado una muerte, elevando a 101 el número total de víctimas en toda la región sur del país, que ha estado lidiando con intensas tormentas desde el lunes anterior, exacerbadas por la crisis climática.

En Rio Grande do Sul, el 80% de los municipios ha experimentado severas inundaciones que han inundado parcial o completamente varias ciudades, incluida Porto Alegre, la capital del estado, cuyo principal aeropuerto se ha transformado en una vasta laguna.

Este estado, uno de los más prósperos de Brasil, ha visto cómo aproximadamente 230,500 personas han sido desplazadas de sus hogares, afectando a un total de 1.5 millones de personas, según la Defensa Civil.

Las lluvias torrenciales han dejado a gran parte de la población sin acceso a agua potable ni electricidad, y han causado extensos daños materiales en carreteras, puentes y otras infraestructuras urbanas.

Los equipos de rescate, con apoyo de las Fuerzas Armadas, continúan trabajando en el área para localizar a más víctimas y rescatar a los sobrevivientes que están aislados, muchos de los cuales apenas lograron refugiarse en los techos de sus viviendas.

Durante un evento reciente donde se anunciaron inversiones en infraestructura y prevención de desastres naturales, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva comentó que esta tragedia climática es «una advertencia para el mundo» y «una cuenta que el planeta está cobrando a la humanidad».

El gobernador de Rio Grande do Sul, Eduardo Leite, describió la situación actual como «una condición de guerra», frente a lo que ya es una de las peores catástrofes climáticas en la historia de Brasil, situación que podría deteriorarse con la llegada de nuevos temporales pronosticados para la región en las próximas horas.

Mientras tanto, en el sur del país, un importante centro agropecuario, las fuertes lluvias contrastan con las altas temperaturas superiores a 30 grados centígrados registradas en los últimos días en Río de Janeiro y São Paulo, temperaturas inusuales para esta época del año.

Con información de El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí