Masacre en una cárcel de Ecuador

0
632

Aumentó a 31 el número de muertos…decretan estado de excepcion.

Con Informacion de Infobae

La cifra de reclusos fallecidos en la penitenciaría de Guayaquil, Ecuador, ha aumentado a 31 después de cuatro días de sangrientos enfrentamientos entre bandas criminales.

El Gobierno ha declarado el estado de excepción en las cárceles y ha llevado a cabo un operativo de control para retomar el control del penal.

La violencia en las cárceles ecuatorianas ha sido un problema recurrente, y esta masacre es una muestra de la situación crítica que enfrenta el sistema penitenciario del país.

La cifra de reclusos muertos en la penitenciaría de Guayaquil, en el suroeste de Ecuador, ha aumentado de 18 a 31, según informó este martes la Fiscalía, después de cuatro días de sangrientos enfrentamientos entre bandas criminales.

El Gobierno ecuatoriano ha respondido a la crisis declarando el estado de excepción en las cárceles del país y ha llevado a cabo un operativo de control en la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil, con la participación de 2.700 miembros de la Policía y las Fuerzas Armadas.

La intervención de las autoridades permitió retomar el control del penal, y se pudo realizar el levantamiento de cadáveres y la recolección de indicios para esclarecer los hechos.

El ministro del Interior, Juan Zapata, enfatizó que el Estado utilizará su fuerza coercitiva para recuperar la tranquilidad y la paz de los ecuatorianos.

Se reportó que los pabellones 3, 8 y 9 han sido recuperados y que ha comenzado la rotación de los presos en los pabellones.

La violencia en la penitenciaría de Guayaquil se desató entre dos bandas criminales rivales, «Los Tiguerones» y «Los Lobos», que se disputan el control interno de las cárceles ecuatorianas.

Desde 2020, las cárceles de Ecuador han sido escenario de una serie de masacres en las que han perdido la vida más de 450 presos debido a enfrentamientos entre bandas criminales.

El sistema penitenciario ecuatoriano también enfrenta graves problemas de hacinamiento, lo que agrava la situación de violencia y la inseguridad en los centros de reclusión.

La violencia entre bandas criminales en las cárceles también se ha trasladado a las calles, donde los grupos del crimen organizado compiten por el control de las rutas del narcotráfico, especialmente en la zona de la costa, donde los puertos se utilizan como trampolines para el tráfico de cocaína hacia Norteamérica y Europa.

Es importante destacar que la violencia en las cárceles ecuatorianas es un problema grave y recurrente que necesita soluciones efectivas y urgentes para garantizar la seguridad y los derechos humanos de los reclusos.

La situación también demanda acciones para abordar el hacinamiento y mejorar las condiciones carcelarias.