Máximo tribunal de la ONU decidirá este viernes sobre explosivo diferendo entre Venezuela y Guyana

0
205

El viernes, el máximo órgano judicial de las Naciones Unidas tomará una decisión crucial sobre el referendo que Venezuela planea celebrar el domingo. Este referendo busca fortalecer los reclamos de Venezuela sobre el Esequibo, una región rica en petróleo y recursos naturales que actualmente es administrada por Guyana.

Desde hace décadas, Venezuela ha estado luchando por su soberanía sobre el Esequibo, una zona que representa el 70% del territorio guyanés y que alberga a 125,000 habitantes. Sin embargo, Guyana considera este referendo como una amenaza para su existencia y ha solicitado a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que ordene a Venezuela detener el referendo y abstenerse de tomar cualquier acción para tomar el control del territorio.

La disputa se ha intensificado desde que ExxonMobil descubrió petróleo en el Esequibo en 2015. Además, Guyana anunció recientemente otro importante descubrimiento de petróleo que ha hecho que sus reservas sean mayores que las de Kuwait o los Emiratos Árabes Unidos, convirtiéndola en el país con las mayores reservas per cápita de petróleo del mundo. Por otro lado, Venezuela tiene las mayores reservas probadas de petróleo del planeta.

Las tensiones entre ambos países han generado preocupaciones regionales sobre una posible escalada bélica. Brasil, por ejemplo, ha expresado su preocupación por el ambiente de tensión entre dos países vecinos y ha destacado la importancia de mantener la paz y la cooperación en América del Sur.

Guyana teme que el referendo permita que Venezuela intente apoderarse unilateral e ilegalmente del Esequibo y ha acusado a Caracas de estar realizando preparativos militares para ese fin, algo que el gobierno de Nicolás Maduro ha negado. Incluso, Guyana ha considerado la posibilidad de establecer bases militares aliadas con la ayuda de Estados Unidos para proteger sus intereses nacionales.

El referendo consultivo que se llevará a cabo el domingo planteará varias preguntas relacionadas con la disputa territorial, desde el reconocimiento de la jurisdicción de la CIJ hasta la creación de una provincia venezolana llamada «Guayana Esequiba». Aunque el resultado del referendo no tiene consecuencias legales, se espera que refuerce los reclamos territoriales de Venezuela.

En medio de esta disputa, Venezuela ha dejado en claro su rechazo a la intervención de Guyana en sus asuntos internos y ha afirmado que su presencia en la CIJ no implica el reconocimiento de la jurisdicción de la Corte en este caso. Sin embargo, la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, ha asegurado que Venezuela es un país de paz y que los habitantes del Esequibo no tienen nada de qué preocuparse.

En resumen, la decisión que tomará la CIJ este viernes sobre el referendo de Venezuela será crucial para determinar el futuro de la disputa territorial con Guyana. Mientras tanto, la tensión entre ambos países y las preocupaciones regionales sobre una escalada bélica siguen en aumento.