Mercenarios del Grupo Wagner se reunieron en el funeral del jefe de logística de Yevgeny Prigozhin

0
360

Valery Chekalov murió junto a su jefe en el avión que se estrelló la semana pasada. Crece la expectativa por el entierro del líder paramilitar que se sublevó contra el Kremlin hace dos meses.

Mercenarios rusos se reunieron el martes para el funeral de uno de los ayudantes de Yevgeny Prigozhin, que murió junto a su jefe en un accidente aéreo la semana pasada, aunque el Kremlin dijo que el presidente Vladimir Putin no tenía previsto asistir al funeral del líder del grupo Wagner.

A la familia de Valery Chekalov, jefe de logística de Wagner, se unieron decenas de personas -algunas de las cuales fueron identificadas por Reuters como mercenarios del grupo- en el cementerio de Severnoye, en San Petersburgo, la antigua capital imperial rusa.

Un sacerdote ortodoxo ruso rezó y balanceó un incensario ante el féretro de Chekalov mientras familiares, amigos y antiguos colegas, algunos con ramos de flores en las manos, se despedían, según mostró un video de Reuters.

Decenas de personas caminan junto al féretro de Valery Chekalov (REUTERS)

Decenas de personas caminan junto al féretro de Valery Chekalov (REUTERS)

Un sacerdote ortodoxo durante la función (REUTERS)Un sacerdote ortodoxo durante la función (REUTERS)

Algunos, entre ellos mujeres y niños con gafas de sol, se acercaron a besar su ataúd. Personas no identificadas ordenaron a un camarógrafo y a un fotógrafo de Reuters que dejaran de filmar.

Al mismo tiempo, la seguridad fue reforzada en el cementerio de Serafimovskoe, otro camposanto de San Petersburgo en el que supuestamente va a ser enterrado Prigozhin. Sin embargo, hasta ahora no se ha hecho ningún anuncio sobre la fecha y el lugar de los funerales.

Las autoridades rusas confirmaron el 27 de agosto que Prigozhin murió en el accidente de un avión en la región rusa de Tver el 23 de agosto de 2023. Todas las 10 personas que iban a bordo fallecieron, entre ellas Chekalov, Dmitry Utkin -otro dirigente de Wagner- y cuatro hombres que, según los informes, eran guardaespaldas de Prigozhin.

Aún no está claro qué causó el accidente, pero los habitantes de los pueblos cercanos al lugar del siniestro dijeron a Reuters que oyeron un estruendo y luego vieron cómo el avión caía en picado.