Messi, impacto total en la MLS

0
365

La llegada de Leo Messi a la MLS ha cambiado por completo el panorama del fútbol en Estados Unidos. El impacto económico ha sido evidente, con estadios llenos en todos los partidos en los que ha participado el astro argentino. Además, ha generado una auténtica «Messimanía» en el país, con camisetas de Messi siendo utilizadas por niños y aficionados de diferentes equipos de la liga.

El impacto indirecto de Messi en otros clubes de la MLS ha sido igualmente significativo. Por ejemplo, el Chicago Fire batió su récord de ingresos en taquilla al llenar el estadio Soldier Field con más de 62.000 espectadores para un partido contra el Inter Miami, a pesar de que Messi no pudo jugar debido a una lesión.

El precio de las entradas para ver a Messi en Nueva York o Los Ángeles ha alcanzado un promedio de 500 dólares, lo que demuestra la demanda y el interés que ha generado su presencia en la liga.

La llegada de Apple TV como socio de transmisión de la MLS ha sido un punto de inflexión, ya que permite a los aficionados de todo el mundo ver los partidos a través de sus dispositivos. Esto ha aumentado la visibilidad de la liga y ha contribuido al aumento de suscripciones, especialmente con la llegada de Messi.

En el día del debut de Messi con el Inter Miami, el MLS Season Pass registró más de 110.000 nuevas suscripciones, en comparación con las 6.143 del día anterior. Además, la percepción de la MLS ha cambiado entre los futbolistas, como lo demuestra el interés mostrado por jugadores como Xherdan Shaqiri, quien ve con buenos ojos la posibilidad de jugar en la liga.

En cuanto a los cambios tácticos, la presencia de Messi en el campo ha llevado a los equipos rivales a mejorar su juego y a prestar más atención a la táctica. Los encuentros se han vuelto más pausados y técnicos, con un énfasis en proteger el balón y jugar con mayor precisión.

En resumen, la llegada de Messi ha tenido un impacto económico y táctico en la MLS. Ha generado un gran interés en el fútbol en Estados Unidos, llenando estadios y aumentando las suscripciones a servicios de transmisión. Además, ha obligado a los equipos rivales a mejorar su juego y a prestar más atención a la táctica. En definitiva, Messi ha cambiado las reglas del juego en la MLS.