Ministerio de Salud oculta datos sobre la difteria en Venezuela, asegura Huniades Urbina

0
323

La alerta epidemiológica sobre la difteria que emitió el Ministerio del Poder Popular para la Salud ocurrió puertas adentro, aseguró Huniades Urbina, secretario general de la Academia Nacional de Medicina y expresidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría.

Por Kemberling Rodríguez | LA PRENSA DE LARA

Señaló que sólo fueron notificados los directores de salud de los estados del país, pero no se hizo una alerta a la comunidad. Destacó que estamos en riesgo de que ocurra un repunte de esta enfermedad infecciosa, tal como ocurrió en el año 2016 cuando se detectaron más de 1.700 casos y cerca de 300 muertes.

De allí que la Academia Nacional de Medicina, seguido a la alerta que circuló entre directores de los hospitales y ambulatorios, emitiera un comunicado para que la población en general tome las previsiones del caso.

Lo primero que advierten los expertos es que Venezuela tiene una cobertura vacunal por debajo de lo exigido por la Organización Mundial de la Salud; esa fue la razón del brote en el 2016, reiteró. Actualmente, las coberturas vacunales del país en la primera dosis alcanza apenas un 73% y la tercera dosis sólo 54%, según el Informe de Inmunización de las Américas del año 2021.

“El Estado está en la obligación de comprar las vacunas para la protección de la población, vacunas que se conocen como pentavalente (DTP3), la cual protege contra: tétanos, tosferina, poliomielitis y meningitis por haemophilus influenzae tipo B y se aplica entre los 2, 4 y 6 meses; con refuerzos a los 18 meses y entre los 4 y 6 años de edad”.

Asimismo, habló con preocupación de la opacidad informativa por parte del Estado; emiten una alarma epidemiológica, continuó, pero no precisan cuántos casos existen ni en cuáles regiones del país hay pacientes contagiados.

Mortalidad infantil

Deyanire Gentile, integrante de la directiva del Colegio de Médicos del estado Lara, se refirió a que no existe un panorama claro acerca de si se tienen las garantías para cumplir con la cadena de frío para administrar las vacunas a la población, sobre todo, “cuando en los últimos años no se han cumplido con los esquemas de inmunización por la falta de inversión”.

Explica que la difteria es una enfermedad causada por la bacteria Corynebacterium diphtheriae y, según explica la Organización Panamericana de la Salud, afecta la mucosa de las vías respiratorias superiores (nariz, amígdalas, faringe, laringe) y produce una toxina que afecta a otros órganos.

Para ser erradicada esta enfermedad, sostiene Gentile, debe ser mediante vacunas. “La población infantil es la que tiene mayores tasas de mortalidad“, apoyándose en la data de la propia OPS que señala el nivel de mortalidad entre 5 y 10% de los casos, con tasas más altas entre niños de corta edad.

En este caso, la dirigente gremial plantea que las propias autoridades sigan al pie de la letra sus propias recomendaciones expresadas en la alerta epidemiológica y abastezcan los principales centros de salud con las vacunas suficientes para preservar el buen estado de salud de las personas, especialmente en las poblaciones más vulnerables.

Según edades

La alerta epidemiológica para combatir la difteria, emitida por el MPPS el pasado 27 de febrero establece el siguiente esquema de vigilancia para los centros de salud pública:

1. Vacunar a la población en general, según el esquema nacional de la familia normado por el MPPS.

2. Niños menores (de 1 a 6 años): se administrará una dosis de vacuna de pentavalente. En niños con esquemas atrasados se aplicará el intervalo mínimo de 4 semanas entre una dosis y otra.

3. Niños de 7 a 9 años: se administrará una dosis de vacuna dT, según antecedente vacunal (esquema incompleto de las 5 dosis de pentavalente).

4. Escolar de 10 años: una dosis escolar de vacuna dT, la cual se debe registrar en la casilla correspondiente de la dosis.

5. De 11 a 49 años (mujeres en edad fértil-hombres): una dosis de vacuna dT, según esquema y antecedente vacunal.

6. Embarazadas: una dosis de vacuna dT, según esquema y antecedente vacunal.

7. 50 años y más: una dosis de vacuna dT, según esquema y antecedente vacunal.

8. Personal de salud: una dosis de vacuna dT, según esquema y antecedente vacunal.

Otro de los aspectos que pide cuidar el MPPS es implementar medidas de precaución para las enfermedades transmisibles por vía aérea, gotitas respiratorias, en los establecimientos de salud, centros de trabajo, instituciones educativas y todas aquellas zonas que lo ameriten, así como notificar de inmediato los casos sospechosos.