Muere miembro de Fuerza Aérea de EEUU tras prenderse fuego frente a embajada israelí en Washington

0
346

En un trágico incidente que ha conmocionado a la opinión pública, un miembro activo de la Fuerza Aérea de Estados Unidos perdió la vida luego de prenderse fuego frente a la embajada de Israel en Washington D.C. Aaron Bushnell, de 25 años y originario de San Antonio, Texas, falleció a causa de las graves heridas sufridas durante el acto.

El incidente ocurrió el pasado domingo, cuando Bushnell se acercó a la embajada y comenzó a transmitir en vivo a través de la plataforma Twitch. Según testigos presenciales, el joven puso su teléfono en el suelo, se roció con un acelerante y prendió fuego a su cuerpo. Mientras ardía en llamas, expresó en voz alta que ya no sería cómplice de un genocidio.

Aunque el video fue retirado posteriormente de la plataforma, las autoridades lograron obtener una copia y llevar a cabo una revisión de los hechos. La policía de Washington D.C. ha confirmado que se trata de un caso en investigación.

Este trágico suceso ha tenido lugar en un momento en el que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, está buscando la aprobación de su gabinete para llevar a cabo una operación militar en la ciudad de Rafah, ubicada en el sur de la Franja de Gaza. Las negociaciones para un acuerdo de cese al fuego se encuentran en curso, mientras que la ofensiva militar de Israel en Gaza ha sido objeto de fuertes críticas y acusaciones de genocidio hacia la población palestina.

Cabe destacar que el gobierno israelí ha negado rotundamente estas acusaciones y ha afirmado que sus operaciones militares se llevan a cabo en cumplimiento con el derecho internacional.

Este triste incidente no es el primero de su tipo. En diciembre pasado, una persona se inmoló frente al consulado de Israel en Atlanta utilizando gasolina como acelerante. En el lugar se encontró una bandera palestina, lo que llevó a especulaciones sobre una posible «protesta política extrema».

La policía de Washington D.C. ha informado que respondió al reporte de los hechos para apoyar al Servicio Secreto y que también se llamó al escuadrón antibombas para inspeccionar un vehículo sospechoso. Sin embargo, no se encontraron materiales peligrosos en el vehículo en cuestión.

Este lamentable suceso ha generado un profundo impacto y ha puesto de manifiesto la necesidad de abordar de manera urgente los conflictos y la violencia en la región. Mientras tanto, la comunidad internacional sigue atenta a los avances en las negociaciones de cese al fuego y a las acciones tomadas por las diferentes partes involucradas.