Ni Michael Jackson se atrevió a tanto, Por Iván Lozada

0
280

El Dalai Lama, líder espiritual del budismo tibetano y símbolo internacional de la paz y la compasión, se encuentra en medio de una controversia sin precedentes. Un video que circula en las redes sociales muestra al Dalai Lama pidiéndole a un niño de 10 años que le chupe la lengua, un acto repudiable que ha dejado a sus seguidores y al mundo entero en shock.

El incidente tuvo lugar durante un evento público en el que el Dalai Lama impartía enseñanzas budistas a una multitud de personas. En un momento de la ceremonia, el líder espiritual llamó al niño al escenario, donde le hizo la inapropiada petición. Las imágenes muestran al menor visiblemente incómodo y desconcertado ante la situación.

Las reacciones al video no se han hecho esperar. Activistas, líderes religiosos y la opinión pública han expresado su indignación y repudio ante el comportamiento del Dalai Lama. Muchos han señalado que, incluso artistas como Michael Jackson, quienes han enfrentado controversias en el pasado, nunca llegaron a tal extremo.

El Dalai Lama, quien ha sido un defensor de los derechos humanos y la no violencia a lo largo de su vida, enfrenta ahora una crisis de credibilidad sin precedentes en su liderazgo espiritual. Sus seguidores y simpatizantes se preguntan cómo es posible que alguien que predica la compasión y el amor pueda incurrir en un acto tan deplorable.

Hasta el momento, no se ha emitido ninguna declaración oficial por parte del Dalai Lama o su equipo. Sin embargo, se espera que aborden el tema pronto, ya que la indignación y las exigencias de una explicación y disculpa pública crecen cada día.

Mientras tanto, este lamentable suceso ha generado un debate sobre la responsabilidad y el comportamiento de los líderes religiosos y espirituales. Muchos argumentan que estas figuras deberían ser modelos a seguir y mantener un comportamiento ejemplar en todo momento. Este incidente ha dejado en evidencia que incluso aquellos que son considerados líderes espirituales no están exentos de cometer actos inapropiados y repudiables.

En este momento, el futuro del Dalai Lama y su legado es incierto. La comunidad internacional espera con ansias una respuesta adecuada y acciones que demuestren su compromiso con la rectitud y la ética que siempre ha predicado.