Nicmer Evans explica por qué se lanza a las primarias: “Me dirijo a los chavistas y opositores cansados”

@DolarToday / Jun 2, 2022 @ 8:00 pm

Nicmer Evans explica por qué se lanza a las primarias: “Me dirijo a los chavistas y opositores cansados”

El presidente de Movimiento Democracia e Inclusión (MDI), Nicmer Evans, anunció la semana pasada su intención de participar en primarias de cara a las presidenciales de 2024. Este miércoles publicó una carta donde explica sus razones: está cansado del chavismo y de la oposición, y se presentó como el candidato de la reconciliación, de la transición y la redemocratización del país.

Anaisa Rodríguez/ ND

Evans sostuvo que igual que la mayoría del país está «cansado de más de lo mismo»: promesas incumplidas, corrupción, violencia, persecución, acoso, desastre de servicios públicos, etc.

«Cansado de esperar que otros, que dicen tener la capacidad de solucionar esta crisis para redemocratizar a Venezuela, lo hagan. Hoy doy un paso al frente y acepto la propuesta formulada por MDI. Seré, si las condiciones que deben ser debatidas por todos los que deseamos participar son clara, transparentes y así lo permiten, candidato en la elección primarias para escoger el candidato presidencial de la oposición, y la selección de la dirección política opositora, y si Dios y ustedes lo permiten, seré el candidato de la reconciliación, de la transición, de la reconstrucción y la redemocratización de Venezuela, por la justicia justa, por la reconstrucción de valores y la ética en nuestro país, sin impunidad».

Como currículum, Evans recuerda que es profesor e investigador universitario, gerente de un medio de comunicación digital exitoso [Punto de Corte] y padre de familia, que «no tiene seguridad social, sufre el transporte público, se le va la electricidad y no tiene planta eléctrica, no consigue la bombona de gas, y tiene tobos en su baño y un tanque de agua porque el agua llega cuando a otros les da la gana de mandarla».

A continuación la carta completa:

La gran mayoría de los venezolanos estamos cansados de más de lo mismo. Promesas incumplidas, por una parte, con violencia, corrupción y mentiras para el sostenimiento del poder, y, por otra parte, víctimas de la persecución y el acoso por ser opositores a lo anterior, también han sido responsables de la violencia, de desear asaltar el poder que el otro secuestró, sin comunicación y empatía con los desposeídos, esperando que otros vengan a resolver los problemas que nosotros como venezolanos debemos afrontar.

El desfalco al país por más de 650 mil millones de dólares, la desnutrición infantil, la ausencia de dotación de hospitales, el desastre en los servicios públicos, la quiebra de la industria petrolera, el ecocidio del Arco Minero del Orinoco, la entrega de nuestra soberanía a chinos, iraníes, rusos, cubanos y grupos narcoguerrilleros colombianos, los presos políticos, son entre otros, factores que tienen azotado a un país donde la cuarta parte de sus habitantes han tenido que huir porque no hay esperanzas de tener una mínima calidad de vida y futuro para los hijos.

Cansado de esperar que otros, que dicen tener la capacidad de solucionar esta crisis para redemocratizar a Venezuela, lo hagan, hoy doy un paso al frente y acepto la propuesta formulada por la organización política a la que pertenezco: Movimiento Democracia e Inclusión (MDI). Seré, si las condiciones que deben ser debatidas por todos los que deseamos participar son clara, transparentes y así lo permiten, candidato en la elección primarias para escoger el candidato presidencial de la oposición, y la selección de la dirección política opositora, y si Dios y ustedes lo permiten, seré el candidato de la reconciliación, de la transición, de la reconstrucción y la redemocratización de Venezuela, por la justicia justa, por la reconstrucción de valores y la ética en nuestro país, sin impunidad.

Soy fundamentalmente un profesor e investigador universitario, gerente de un medio de comunicación digital exitoso y padre de familia, que, igual que ustedes, no tiene seguridad social, sufre el transporte público, se le va la electricidad y no tiene planta eléctrica, no consigue la bombona de gas, y tiene tobos en su baño y un tanque de agua porque el agua llega cuando a otros les da la gana de mandarla.

Vengo de los estratos más pobres, y con humildad he estudiado y me he formado para ofrecer un gobierno distinto, alterno, que no responda a los intereses subalternos de la expoliación de nuestra riqueza como nación, surjo como un bateador emergente en el noveno inning para dar el hit que cambie el resultado del partido, pero convencido que no puedo solo, sin un equipo que haga las combinaciones perfectas para lograr la victoria.

Como muchos, aposté algún tiempo por la revolución, ya hace más de 10 años empecé a construir mi propio camino, convencido que en la oposición es necesario abrir espacios que hoy no están representados en los actuales liderazgos, y que se invisibiliza: aquellos que vienen cansados del chavismo y aquellos que vienen cansados de la oposición tradicional, es hora de cambiar.

Mi propuesta está en construcción con ustedes, y la hemos denominado “Venezuela 20 puntos”. Entre algunos de los temas están:

– En la economía, tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario: Tripartita, garantías productivas y salario digno.

– Educación, ética y reconciliación nacional: “Reconciliación y Justicia justa, sin impunidad”.
Eliminación de la reelección indefinida, doble vuelta y sólida división de poderes: Reformas

– Constitucionales para la estabilidad democrática.

– Reinstitucionalización y vuelta del Estado de Derecho: DDHH y Libertad de Expresión.

– Vuelta a la soberanía nacional, reivindicaciones reales a nuestros pueblos originarios y la eliminación del Arco Minero del Orinoco.

– Reactivación económica tripartita, con inversión nacional y extranjera y recuperación realista de los salarios y calidad de vida de los trabajadores venezolanos.

– Repatriación de capitales y refinanciamiento de la deuda externa.

– Impulso al turismo, la investigación científica y tecnológica y reaprovechamiento de la industria petrolera.

– Estímulo a la producción agrícola y pecuaria para lograr la competitividad internacional que merece.

– Regreso de Venezuela al Mercosur y a la Comunidad Andina de Naciones como esquemas realistas de integración latinoamericana.

¿Es posible transformar a Venezuela? Sí, ¿En cuánto tiempo? En tres años veremos inmensos resultados si logramos la unión de la mayoría y definimos un plan para todos.

En MDI somos una organización naciente, e invitamos a todos los venezolanos a ser parte de nuestro esfuerzo, por generar una verdadera alternativa política que dé al traste con tantos vicios en los partidos políticos.

Nuestra modesta propuesta entra en el debate público, e irrumpimos para hacer algo distinto, con seriedad, con planificación, sin prisa, pero sin pausa. Gracias por la oportunidad que dan, no los defraudaré.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*