Nicolás Maduro aterrizó en Argelia tras una visita de casi una semana a China

0
329

Nicolás Maduro informó la madrugada de este viernes de su llegada a Argelia, la segunda parada de su gira internacional, tras una visita de casi una semana a China, y de una reunión con el primer ministro del país africano, Aïmene Benabderrahmane, a quien agradeció por el recibimiento.

«Agradezco a Aymene Benabderrahmane, primer ministro de la República Argelina Democrática y Popular, por el recibimiento y la reunión que sostuvimos en nuestro paso por esta nación, con la que estamos unidos en la amistad profunda y el compromiso por un mundo nuevo», escribió en X (antes Twitter), donde compartió un video de su llegada junto a su esposa, la diputada oficialista Cilia Flores.

Maduro, quien se mostró «complacido» del encuentro con Benabderrahmane, aseguró que ambas naciones «amigas seguirán ampliando sus relaciones de cooperación por el desarrollo de sus pueblos».

El mandatario no especificó cuánto tiempo permanecerá en el país africano, que visitó en junio de 2022, cuando anunció la creación de una «comisión mixta» para elaborar un «mapa económico, energético, comercial y cultural», con el fin de relanzar las relaciones a un «nivel más elevado».

Un año después, ambos países firmaron una docena de acuerdos de cooperación en distintas áreas, entre ellas transporte aéreo y energía, durante el desarrollo de la comisión mixta, instalada en Caracas, donde se encontraba de visita el ministro argelino de Agricultura y Desarrollo Rural, Mohamed Abdelhafid Henni.

Argel y Caracas mantienen relaciones diplomáticas desde 1971 y, según la Cancillería venezolana, han suscrito más de una veintena de «instrumentos jurídicos bilaterales, entre acuerdos, memorándum de entendimiento y programas de cooperación, en las áreas política, cultural, energética, comercial, científica, comunicacional, jurídica, transporte, educativa y electoral, entre otras».

El jefe de Estado concluyó este jueves su visita a China, la primera desde 2018, que se saldó con la firma de una «alianza estratégica contra viento y marea» con su homólogo del gigante asiático, Xi Jinping, quien expresó apoyo a Caracas por «mantener su soberanía» y le regaló un teléfono de la marca Huawei.