Nicolás Maduro e Irfaan Ali abordan la disputa por el Esequibo en reunión regional

0
355

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el presidente de Guyana, Irfaan Ali, se reunirán en San Vicente y las Granadinas para abordar el conflicto territorial que existe entre ambos países por el Esequibo. Este territorio de aproximadamente 160.000 kilómetros cuadrados ha generado tensiones y preocupación en la región, especialmente después de un referéndum unilateral en Venezuela.

Ante esta situación, varios países de la región temen una escalada bélica debido a las acciones tomadas por Venezuela después del referéndum, como el despliegue de una división militar cerca del área, la entrega de cédulas de identidad venezolanas a los habitantes del Esequibo, el nombramiento de una autoridad única para la zona y la modificación del mapa nacional.

Con el objetivo de frenar la tensión y evitar acciones unilaterales, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) propusieron una reunión entre Maduro y Ali. Esta reunión, que contará con la presencia de varios líderes de la región, se llevará a cabo hoy en San Vicente y las Granadinas.

Además de los presidentes Maduro y Ali, asistirán representantes de Brasil, Naciones Unidas, la Comunidad del Caribe (Caricom) y los líderes de varios países de la región. También estará presente Celso Amorim, exministro de Relaciones Exteriores y Defensa de Brasil, en calidad de enviado personal del presidente Lula.

Aunque los mediadores buscan llegar a un acuerdo, Ali ha dejado claro que la reunión tiene como objetivo rebajar la tensión y no negociar la frontera terrestre. Por su parte, Maduro espera que la reunión sea un punto de partida para retomar las negociaciones, aunque continúa con los planes unilaterales para el Esequibo, pero con un tono más moderado.

Mientras tanto, el Parlamento venezolano, controlado por el chavismo, ha pospuesto la aprobación de la Ley para la Defensa de la Guayana Esequiba. Esta ley establecería un gobierno remoto para el territorio disputado y el despliegue de una división militar cerca del Esequibo, aunque por el momento no se han realizado incursiones.

En resumen, la reunión entre Maduro y Ali busca rebajar la tensión y retomar las negociaciones sobre el conflicto territorial en el Esequibo. Sin embargo, las acciones unilaterales de Venezuela y la posposición de la aprobación de la ley para la defensa del territorio disputado generan incertidumbre sobre el resultado de este encuentro.

Con información de El Nacional