Nicolás Maduro propone ley que establece aporte mensual de empresarios para subir pensiones

0
342
Venezuela's President Nicolas Maduro gestures during a meeting with Belize's Prime Minister John Briceno (not pictured) at the Miraflores Palace, in Caracas, Venezuela November 25, 2022. REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria

Este miércoles, Nicolás Maduro propuso la creación de una ley que exigiría a los empresarios hacer una contribución mensual, basada en sus ingresos netos, destinada a mejorar los ingresos de los pensionados, quienes actualmente reciben 130 bolívares al mes, lo que equivale a unos 3,5 dólares según el cambio oficial.

Esta iniciativa está reflejada en un proyecto de ley que el mandatario ha instruido a la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, para que lo presente el 2 de mayo ante la Asamblea Nacional, dominada en su mayoría por el oficialismo.

«Rodríguez va a introducir un proyecto de ley especial, en el marco de la justicia tributaria, en el marco de la justicia social, en el marco de nuestro proyecto de igualdad, para que los empresarios del país, los empleadores, hagan un aporte especial único mensual, de acuerdo con sus ingresos netos, para que ese aporte captado en esta ley y en un nuevo fondo vaya para mejorar las pensiones», señaló Maduro.

Durante el acto conmemorativo del Día Internacional del Trabajo, Maduro instó a los empresarios a que, a pesar del «bloqueo» y de las sanciones estadounidenses que se han reanudado desde abril, todos en el país deben «esforzarse» para que los ingresos de los pensionados «mejoren sustancialmente».

También invitó a los trabajadores a acompañar a la vicepresidenta en «una gran marcha» hacia la sede de la Asamblea Nacional, en Caracas.

Desde marzo de 2022, tanto la pensión como el salario mínimo se han mantenido en 130 bolívares al mes. En ese momento, eso equivalía a unos 30 dólares según el cambio oficial, pero hoy día, esos 130 bolívares equivalen a unos 3,5 dólares, lo que representa una reducción del 88% en comparación con el valor de la moneda estadounidense, que se utiliza como referencia para establecer precios en Venezuela.

Ante esta situación, muchos adultos mayores en el país se han visto obligados a volver al mercado laboral para poder cubrir su «incapacidad para alimentarse» o comprar medicinas en medio de la crisis que continúa azotando a la nación, según la ONG Convite.

Con información de El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí